Publicado el 15 octubre, 2021

¿Quieres salir a correr? Consejos básicos para empezar en running

Gustavo Fring | Pexels

A medida que mejoran las condiciones climáticas, ante la llegada de la primavera y el verano, cada vez más personas han vuelto a motivarse con ejercitar con regularidad para mantenerse saludables. En especial después de que muchos han pasado meses con teletrabajo y telestudio, disminuyendo la actividad física que realizan durante el día a día.

El beneficio de elegir el running es que se trata de un deporte económico porque se puede practicar en cualquier parte, de preferencia parques o áreas verdes, y únicamente necesitas implementos deportivos básicos.

Si nunca antes lo has hecho y quieres comenzar, te recomendamos acudir donde un personal trainer que te explique cómo realizar correctamente el entrenamiento. A menos que tengas alguna enfermedad de carácter físico, en cuyo caso te conviene también consultar con un kinesiólogo.

Además, te dejaremos los siguientes consejos que igual pueden serte útiles.

Mantén tu pisada natural

¿Tu pisada comienza por el talón o por los dedos? El periódico estadounidense The New York Times explica que las pisadas de las personas se ubican usualmente en una de esas dos categorías y que ambas formas son igual de buenas cuando se trata de correr. Por lo tanto, no es necesario que te esfuerces por cambiar la forma en la que pisas: simplemente sigue la pisada natural de tus pies.

Usa el Método Corre-camina

El Método Corre-Camina, que viene del inglés Run-Walk Method, fue creado por el atleta olímpico estadounidense y se ha vuelto muy popular entre corredores para mejorar sus entrenamientos.

La idea es alternar corrida o caminata a lo largo de cada práctica, aunque no estés cansado. Si bien puedes definir una modalidad que te acomode, para quienes estén recién comenzando se recomienda correr por 10 a 30 segundos, y después caminar 1 o 2 minutos, repitiendo esos tiempos por toda la duración de tu jornada, según indica el New York Times.

No olvides calentar antes de entrenar

El calentamiento es vital para prevenir lesiones y para tener una resistencia superior durante la práctica de cualquier deporte, indica la página especialista en el área Runner’s World, en la cual el entrenador Andrew Kastor explica que “si calientas bien resulta mucho más fácil tanto arrancar a correr como resistir. El calentamiento no sirve solo para bombear sangre a los músculos (…) Muchísimos principiantes se saltan el calentamiento, al no ser conscientes de hasta qué punto facilita la carrera”.

Hay diferentes formar de calentar. Una que sugiere el experto es dar «un par de zancadas inversas con cada pierna, seguidas de sentadillas, zancadas laterales, elevación de rodillas al pecho y de los talones hacia atrás, después camina unos minutos. Termina andando a ritmo más lento y luego usa un rodillo masajeador (concéntrate en los cuádriceps, isquiotibiales y pantorrillas) o haz estiramientos”.

No esperes resultados inmediatos

Una parte importante de hacer deporte es darse cuenta de que la constancia en el tiempo te hará mejorar poco a poco, así que no deberías tener expectativas muy altas para tus primeras semanas si recién estás comenzando.

«El running es una suma de los esfuerzos que vas acumulando día a día y el resultado solo lo ves al final. Así que concéntrate en ir alimentándolo en cada jornada. Unos días te sentirás muy bien y otros fatal. Pero piensa que el éxito no lo determina una sola sesión, sino la suma de todas”, afirma a Runner’s World el entrenador Matthew Meyer.

¿Cuántas veces por semana?

El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) aconseja salir a correr al menos un par de veces cada semana, y destaca la importancia de que cumplas con la cantidad de entrenamiento semanal que te has propuesto.

“Es mejor correr dos veces a la semana, cada semana, que correr seis veces en una y después no hacer nada por tres semanas”, recalca.