Publicado el 20 octubre, 2021

Orzuelos: cómo aliviar las molestias de esta común y dolorosa condición en los ojos

Ojo
Tobias Dahlberg | Pixabay

Los orzuelos son una condición bastante común que se da en los ojos. Consisten en una protuberancia, como una pelota pequeña, que suelen aparecen en el borde del párpado, donde se encuentran las pestañas, y puedes ser por el exterior o interior.

Suelen verse rojos, por la inflamación de la piel, y pueden llegar a ser muy dolorosos. En muchos casos, también contienen pus, indica la clínica estadounidense Mayo.

Estos bultos aparecen cuando se obstruyen las glándulas sebáceas que hay en las pestañas, las cuales sirven para lubricar la parte frontal de ojo, junto con las lágrimas. Al obstruirse, el líquido se acumula en su interior, acota el portal de salud Kid’s Health.

Si bien los orzuelos no son infecciones, sí pueden infectarse, por lo que debes tener cuidado si te aparece uno. ¿Cómo puedes aliviarlos? Aquí te damos algunos consejos.

Aplica calor con una toalla tibia

Para aliviar esta molesta aparición, lo ideal es aplicar calor en el área, ya que eso hará que el sebo acumulado en el interior se vuelva más líquido y facilitará su expulsión.

Como los ojos son un área sumamente delicada, Kid’s Health recomienda usar una toalla, remojándola en agua tibia para luego ponerla sobre la piel.

Procura que el agua esté tibia y no caliente, de lo contrario, corres el riesgo de provocar una quemadura.

Esto puedes llevarlo a cabo varias veces al día para lograr un mejor efecto.

Limpia muy bien los ojos y tus manos

Tener una buena higiene es vital para prevenir que se tapen las glándulas sebáceas, y también para ayudar a desinflamar el área, si ya tienes un orzuelo rojo y doloroso.

Primero, debes procurar tocarte los ojos lo menos posible, y si los tocas, ten siempre las manos muy limpias.

Luego, puedes limpiar el párpado con algún jabón especial que no irrite los ojos, y no usar alguno común para manos o shampoo, porque con ellos sólo lograrás irritar el área.

Puedes ayudarte de un pétalo de algodón para limpiar el contorno de los ojos con algún producto especial.

No uses maquillaje ni lentes de contacto

Los lentes de contacto y el maquillaje pueden contribuir a que el orzuelo se contamine y a que las glándulas se tapen aún más, así que lo mejor es dejar de usar ambas cosas mientras dure la inflamación.

Si tienes lentes de contacto que estuvieron en contacto con el orzuelo, se aconseja botarlos ya que podrían estar contaminados. También deberías desechar el maquillaje para ojos que ya esté vencido, pues recuerda que tienen fecha de caducidad.

Anda al médico si no mejora en unos días

Los portales especializados aconsejan ir a consultar a un oftalmólogo si no ves alguna mejora pasadas las 48 horas desde la aparición del orzuelo, o si la inflamación de expande y abarca todo el párpado o parte de la mejilla.