Publicado el 20 mayo, 2019

4 tips para recuperarnos saludablemente de un período en que hemos comido en exceso

Stevepb | Pixabay (cc0)

Muchos hemos pasado por períodos en los cuales comenzamos a comer más alimentos poco saludables de lo usual. Por ejemplo, hay personas que tienden a excederse durante algunas celebraciones, lo que puede provocar un aumento de peso abrupto, o también hay quienes pueden consumir mucha comida chatarra cuando están muy ocupados y no les queda tiempo para cocinar.

Si has pasado recientemente por uno de estos períodos y ahora quieres volver a tener una dieta más saludable y balanceada, aquí te tenemos algunos consejos que pueden ayudarte.

1- Intenta cambiar tu dieta paulatinamente
La nutricionista estadounidense Natalie Olsen explica al portal HealthLine que puede no ser conveniente cambiar tu dieta abruptamente, porque privarse totalmente de todas nuestras comidas favoritas usualmente no es sostenible en el tiempo.

En vez de eso, Olsen recomienda hacer pequeños avances cada día, por ejemplo, se puede comenzar con enfocarse en tener un desayuno saludable, o tratando de reemplazar algunos alimentos poco saludables por otros que sean similares, pero más sanos (por ejemplo, se puede preferir un producto sin azúcar en lugar de la versión azucarada).

2- Puedes preferir alimentos que te dejen más satisfecho
La experta también aconseja inclinarnos por alimentos saludables que nos dejarán más satisfechos con porciones pequeñas.

Este es el caso, por ejemplo, de las frutas y verduras que son altas en fibra y proteínas, las cuales pueden quitar el hambre más rápido porque nos dejan más satisfechos y, a la vez, nos aportan nutrientes que benefician nuestra salud.

Para conocer algunas opciones, puedes visitas nuestra nota 6 de los vegetales que contienen más proteínas.

3- Puedes planificar tus comidas con anticipación
Olsen explica que a varias personas les resulta el método de planificar previamente lo que comerán en toda la semana. Esto incluye sentarse a escribir detalladamente tanto los desayunos como los almuerzos y onces/cenas, incluso incluyendo los postres.

La especialista acota que esto puede funcionar porque, cuando ya sabemos con anticipación qué vamos a comer, tiende a disminuir la posibilidad de que a última hora se nos antoje algo poco saludable y nos salgamos de la dieta.

4- Trata de mantener una actitud positiva
Mantener una actitud positiva y no rendirse ante el primer obstáculo puede ser muy importante cuando estamos intentando cambiar nuestros hábitos alimenticios.

Así lo indica Kathleen M. Laquale, doctora estadounidense en Nutrición, quien expresa al portal médico WebMD que varias personas tienden a sentirse tan desanimadas si rompen una vez su dieta, que deciden abandonarla por completo.

“Puede que te sientas derrotado y digas ‘oh arruiné mi dieta… y al diablo con ella’. Cuando te excedas, no te autodesprecies de esa forma. Comiste mucho por un día, pero puedes regresar a tu plan original después. Puedes -por ejemplo- medirte más con tus porciones de comida al día siguiente”, dice.