Publicado el 5 octubre, 2016

Revisa algunos beneficios de saltar la cuerda

saltar-comba

Uno de los ejercicios más sencillos y que aporta grandes beneficios a nuestra salud es el de saltar la cuerda. Lo mejor de todo es que no se necesita de un mayor equipo para realizarlo: tan sólo con unas zapatillas cómodas y una cuerda podremos entrenar.

Uno de los efectos más importantes que esta actividad tendrá en nuestro cuerpo es que ayuda a tonificar los músculos de los brazos, piernas, torso y hombros. Eso sí, es aconsejable que conozcas la forma ideal de practicarla para disminuir los efectos de los impactos en las articulaciones.

Antes de comenzar con el ejercicio, es recomendable que hagas estiramiento para preparar los músculos para un esfuerzo mayor, los que además te servirán para aumentar el rango de movimiento en las articulaciones.

Respecto a la cuerda, es necesario escoger una que tenga una extensión acorde a nuestra altura, para así no tener que agacharnos o adoptar posturas incorrectas. Una buena forma de determinar cuál es la mejor para nosotros es pararse justo en la mitad de la cuerda (pisándola), y con las manos levantar cada extremo: si llegan hasta las axilas, es la correcta.

Lo ideal es realizar saltos cortos, lo que evitará el agotamiento temprano, y es recomendable aumentar el ritmo del ejercicio a medida que entras en calor.

Saltar la cuerda por 30 minutos diarios te permitirá quemar calorías unas 285 calorías, y además de trabajar los músculos fortalecerá los huesos. Ten en cuenta que los constantes saltos harán que mejores el equilibrio, coordinación, salud vascular y densidad ósea, lo que ayudará a prevenir enfermedades como la osteoporosis.