Publicado el 20 mayo, 2020

Qué hacer ante una intoxicación con cloro

El cloro para uso doméstico se ha convertido en uno de los productos más usados en los hogares de todo el mundo, porque es vital para desinfectar los espacios durante esta pandemia de coronavirus.

Esta sustancia es tóxica, por lo que si no se manipula con cuidado, podría ocasionar molestias a la salud.

¿Cómo se puede identificar una emergencia relacionada a este producto? El cloro puede causar distintos síntomas, dependiendo de cómo entró en contacto con nuestro cuerpo.

Por ejemplo, un accidente común es que caiga el líquido sobre la piel, en cuyos casos puede ocasionar quemaduras, irritación y orificios (necrosis) en la piel o tejidos subyacentes, explica la enciclopedia médica MedlinePlus.

También puede ocurrir la inhalación de cloro, lo que causa dificultad para respirar o inflamación de la garganta.

En los casos más graves, en que entra en contacto con una parte sensible del cuerpo o es ingerido, puede incluso ocasionar síntomas peores, como: pérdida de la visión, fuerte dolor de garganta, fuerte dolor o ardor en nariz, ojos, oídos, labios o lengua, sangre en las heces, quemaduras en el tubo digestivo (esófago), dolor abdominal fuerte, y vómitos (con o sin sangre).

En las intoxicaciones extremas, lo que puede ocurrir es aún más crítico, como: cambios significativos en el nivel ácido de la sangre (equilibrio en el pH) que lleva a daño en todos los órganos del cuerpo, colapso circulatorio, hipotensión que se presenta rápidamente, o agua dentro de los pulmones (edema pulmonar).

Qué hacer ante una intoxicación
Si alguien sufre molestias por el cloro, de inmediato debe acudir a urgencias para ser tratado por un médico.

Cuando se ingiere cloro, no hay que provocar vómito al afectado, a menos que un profesional de la salud se lo indique. Lo que sí puede hacer en el momento es beber agua o leche, a menos que la persona presente vómitos, convulsiones o disminución de la lucidez mental, en cuyos casos no debe darle nada a menos que un médico o paramédico lo señale.

Cuando la sustancia entra en contacto con nuestra piel u ojos, hay que enjuagar la zona de inmediato con abundante agua, durante más de 15 minutos.

Y en caso de una inhalación, la persona debe ser trasladada a un sitio donde haya aire fresco, mientras se dirige a urgencias o espera por la atención médica.

Para tratar al paciente, les preguntarán los siguientes datos, así que procuren tenerlos a mano:

-Edad, peso y estado de la persona.

-Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración, si se conocen).

-Hora en que fue ingerido.

-Cantidad ingerida.

También te recordamos que el teléfono para llamar a una ambulancia es 131, y que puedes pedir asistencia médica a distancia al número Salud Responde del Ministerio de Salud: 600 360 7777.