Publicado el 16 agosto, 2019

Primeros auxilios: qué hacer si te quemas con agua hirviendo

Three-shots | Pixabay (cc0)

Una quemadura con agua hirviendo puede ocurrir en cualquier momento: cuando estás haciéndote un café en la oficina, cocinando en tu casa, o incluso si tienes problemas con un guatero.

Si llega a ocurrirte, lo primero que deberías hacer es identificar qué tipo de quemadura es: primer, segundo o tercer grado. Así lo indica la enciclopedia médica MedlinePlus, que explica cómo se puede identificar cada nivel.

-Primer grado: afecta la epidermis (capa externa de la piel). La zona queda enrojecida, con dolor e hinchazón.
-Segundo: alcanza la dermis, la segunda capa de la piel, que queda rosada y, además de doler y estar hinchada, pueden salir ampollas.
-Tercer: afecta hasta la capa más profunda, que queda blanca, oscura o quemada, totalmente destruida. Puede sentirse la zona adormecida.

A su vez, las quemaduras de primer grado y las de segundo de entre 5 y 7 centímetros son consideradas menores. Las de más tamaño o de tercer grado ya son mayores y requieren una atención médica inmediata.

Asimismo, es importante el lugar donde se ubica: cuando una quemadura de 2º grado sucede en la cara, manos, ingle, glúteos o una articulación, suelen ser más graves que en otras áreas del cuerpo y también podrían necesitar ayuda profesional.

Primeros auxilios para quemaduras menores
Si tu quemadura es menor, puedes tratarla en la casa. En ese sentido, el portal de salud HealthLine recomiendan poner la zona bajo agua fría corriendo (en la llave) durante al menos 20 minutos.

Lo que no hay que hacer es poner hielo u otra substancia, ni tampoco deberías sumergirte por completo en agua, porque entonces bajará tu temperatura corporal y podría agravarse tu estado de salud.

Luego, aconseja cubrir el área con un vendaje húmedo o un trozo de tela limpio y, de ser posible, ubicar la quemadura por sobre el nivel de tu corazón. También algo vital es no romperse las ampollas, si es que aparecen.

En otros tips, MedlinePlus agrega que se eviten presiones o fricciones contra la lesión, y se puede aplicar una loción humectante con aloe vera una vez se enfríe, sustancia natural que favorece la cicatrización.

Sobre medicamentos de venta libre, los que se pueden ingerir para el dolor y la inflamación son ibuprofeno o paracetamol. Si quieres tomar algún otro fármaco, te recomendamos consultar previamente a un profesional de la salud.

Se recomienda acudir a un médico si aún sientes dolor después de 48 horas y si tienes síntomas de infección, los cuales pueden incluir secreción o pus, líneas rojas en la piel afectada, fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos.