Publicado el 8 septiembre, 2020

Los síntomas de una intoxicación alimentaria y qué hacer si ocurre

Andrea Piacquadio | Pexels (cc0)

Durante las Fiestas Patrias suele aumentar la cantidad de comida que consumimos, debido a que compartir con almuerzos y cenas es una de las principales formas de celebrar el dieciocho.

Por lo mismo, puede incrementarse el riesgo de que alguien se intoxique por medio de algún alimento, así que es mejor estar preparados.

Según explica la clínica estadounidense Mayo, la intoxicación alimentaria ocurre cuando comemos alimentos que están contaminados con organismos infecciosos —entre ellos, bacterias, virus y parásitos— o sus toxinas.

¿Cómo se contaminan? Puede suceder de muchas maneras diferentes, tanto durante la producción de los alimentos como cuando los cocinamos sin tomar las medidas de higiene adecuadas, es decir, puede que el producto llegue a tus manos en mal estado, o puede que suceda mientras lo estás cocinando.

La enciclopedia MedlinePlus enumera algunas de las formas más comunes en que se contaminan alimentos en el hogar, que incluyen: cuando alguien no se lava las manos adecuadamente, cuando usamos utensilios que no están bien limpios, cuando dejamos lácteos o mayonesa fuera del refrigerador por mucho tiempo, cuando los alimentos no se congelan o refrigeran a la temperatura correcta (o se recalientan mal), cuando no lavamos bien las frutas y verduras, cuando un lácteo no está pasteurizado, cuando cocemos mal la carne o los huevos, y muchas más.

O sea, no es raro que se contamine algo en nuestro hogar, por lo que deberíamos manipular todo con cuidado.

Síntomas y tratamiento
La clínica Mayo dice que podemos comenzar a presentar síntomas de una intoxicación alimentaria a las pocas horas de haber consumido un producto contaminado.

Estos pueden variar, dependiendo del origen de la condición, pero es común que se presente uno o más de los siguientes signos: náuseas, vómitos, diarrea líquida o con sangre, dolor y calambres abdominales, y fiebre.

MedlinePlus agrega que también se puede tener escalofríos, dolor de cabeza y sentir debilidad.

Si la intoxicación es leve, puede desaparecer sin necesidad de un tratamiento específico en un par de días. No obstante, los casos más severos deberían acudir a un hospital.

Las recomendaciones generales para superar esta condición incluyen asegurarse de estar consumiendo la cantidad apropiada de agua, y si se tiene vómitos y diarrea, también se puede tomar mezclas de rehidratación oral para reponer los líquidos y minerales perdidos.

Cuando no logras conservar los líquidos en el cuerpo, puede que necesites que te los administren por vía intravenosa (IV), algo que es más frecuente en los niños. Este procedimiento debe ser recetado e implementado por un profesional de la salud.

Tampoco deberías tomar fármacos sin hablar primero con un médico. Como dato adicional, para la mayoría de las intoxicaciones alimentarias no se requiere de antibióticos, así que no debes automedicarte con ellos porque no te ayudarán y podría ser riesgoso para tu salud.