Publicado el 27 septiembre, 2021

Los serios riesgos de la cirugía estética más popular: levantamiento de glúteos brasileño

Kylie Jenner en Instagram | Sasin Tipchai en Pixabay

Médicos estadounidenses han reportado que, en los últimos años, ha tenido un enorme aumento de popularidad una cirugía estética conocida como “brazilian butt lift” (BBL), o en español, levantamiento de glúteos brasileño, reporta el periódico The New York Times.

Se trata de un procedimiento que está mal nombrado debido a que no es un levantamiento, sino que consiste en sacar grasa de otras partes del cuerpo, como el abdomen y la espalda, para inyectarla en el trasero y caderas, de forma que se vean más voluminosas.

Esta cirugía ha surgido como consecuencia de la popularidad del estereotipo de belleza asociado a la familia Kardashian, las estrellas de televisión y empresarias, que se caracterizan por mostrar cuerpos con una cintura muy pequeña, pero con la parte superior e inferior voluptuosas.

Según explica el diario estadounidense, esta cirugía es lejos la más riesgosa en el ámbito estético, siendo una de las que ha dejado más alto número de muertos. De acuerdo a un reporte de 2017 citado por el medio, publicado por la revista científica Aesthetic Surgery Journal, entre 1 y 2 pacientes murieron por cada 6.000, una cifra muy alta para procedimientos cosméticos.

Esto la convierte en una de las más peligrosas, y la razón es conocida por los expertos: se debe a que los médicos deben actuar prácticamente a ciegas durante una parte vital de la operación, lo que les deja mucho más propensos a cometer errores fatales.

De acuerdo a New York Times y a un reportaje de 2018 de la cadena estadounidense CNN, el peligro se debe a que los glúteos contienen muchos vasos sanguíneos que están conectados directamente con el corazón. A su vez, la grasa necesita inyectarse en un tejido que tenga suministro de sangre para poder nutrirse y sobrevivir.

Los médicos no siempre saben con exactitud dónde están ubicados los vasos sanguíneos, y si accidentalmente inyectan la grasa en la zona equivocada, ésta viajará directamente al corazón y los pulmones, provocando una muerte instantánea.

El riesgo aumenta cuando la inyectan en los músculos, pero, a su vez, ese es el lugar donde tiene mayor probabilidad de sobrevivir y de mantenerse en su lugar.

Asimismo, otro riesgo asociado es que los instrumentos usados para la inyección son propensos a doblarse, afectando el nivel de exactitud.

Por otra parte, ocasionalmente se han reportado casos de muertes o accidentes graves en estas cirugías que involucraron a médicos que no estaban calificados para realizar la cirugía, o incluso a personas que ni siquiera eran profesionales de la salud y sólo se hacían pasar como tal.

Por lo tanto, el llamado es a tener cuidado y verificar siempre que te estás atendiendo con un profesional calificado, sea cual sea el procedimiento de salud al que quieres someterte.