Publicado el 25 septiembre, 2020

Los efectos que el Covid-19 podría tener en el corazón de los pacientes recuperados

Anna Shvets | Pexels (cc0)

La enfermedad covid-19, provocada por el coronavirus SARS-CoV-2, puede traer múltiples consecuencias a nuestra salud, y se han descubierto indicios de que podría dañar algunos órganos del cuerpo.

Entre ellos está el corazón, y un nuevo estudio ha dado pistas sobre las consecuencias permanentes que podría sufrir tras tener el nuevo coronavirus.

Uno de ellos fue publicado en la prestigiosa revista JAMA Cardiology y analizó a 100 adultos que se recuperaron de covid-19 en Alemania, de entre 45 y 53 años, según informó la cadena estadounidense CNN.

67 de los 100 se recuperaron en sus casas de la patología, y eran asintomáticos o con síntomas moderados.

Los resultados, tras realizarles resonancia magnética cardíaca, análisis de sangre y biopsia de tejido cardíaco, revelaron que la mayoría de quienes tuvieron el virus tenían algún tipo de compromiso cardíaco, independientemente de las condiciones preexistentes, la gravedad o el curso de su infección, el tiempo desde su diagnóstico original o la presencia de síntomas específicos relacionados con el corazón.

De hecho, el 78% mostró algún tipo de compromiso cardíaco en las imágenes de resonancia magnética y el 60% tenía inflamación continua en el corazón.

Según explicaron los investigadores, la anormalidad más común fue la inflamación del miocardio o la inflamación anormal del músculo cardíaco, también llamada miocarditis, que podría debilitarlo y suele ser ocasionada por una infección viral.

Respecto a estos resultados, la cardióloga Dra. Nieca Goldberg, directora médica del Programa del Corazón de la Mujer de la Universidad de Nueva York (NYU, por su sigla en inglés), quien no participó del estudio, explica a CNN que el estudio probablemente no está lejos de la realidad, porque “hace unos meses que entendemos que la covid-19 no es solo una infección respiratoria sino una infección multisistémica”, es decir, que puede afectar a múltiples partes del organismo.

“Hay una respuesta inflamatoria aguda, aumento de la coagulación sanguínea y afectación cardíaca. Y la afectación cardíaca puede deberse a la afectación directa del músculo cardíaco por la infección y su respuesta inflamatoria. Podría deberse a la formación de coágulos sanguíneos, causando una obstrucción de las arterias”, añade.

Y acota que “a veces las personas tienen frecuencias cardíacas muy rápidas que pueden, con el tiempo, debilitar el músculo cardíaco, reducir la función del músculo cardíaco. Por lo tanto, durante esta infección, existen múltiples formas en que puede afectar al corazón”.

Aún es necesario investigar más sobre el tema, porque este estudio es limitado. Para corroborar estas hipótesis, se requiere hacer una indagación en un grupo más grande de pacientes, señalaron los científicos.