Publicado el 28 diciembre, 2018

Los daños que puede provocar la contaminación acústica a tu salud

Burst | Pexels (cc0)

Es ampliamente conocido que la contaminación atmosférica ha estado aumentando a niveles preocupantes en el último tiempo, pero no debemos olvidar que esa no es la única forma de contaminación.

Existe otra que también se ha incrementado y que puede que afecte nuestro bienestar a diario: la contaminación acústica.

Ésta se refiere básicamente el ruido que hay en el ambiente. Desde los sonidos que generan las máquinas como computadores y refrigeradores, hasta el provocado por automóviles y aviones, cada vez hay más contaminación acústica en varios lugares, especialmente en las ciudades donde hay más de estas máquinas.

Y algunos estudios científicos han investigado la posibilidad de que este tipo de contaminación también pueda tener efectos negativos sobre nuestra salud.

1- Podría empeorar problemas cardíacos
Algunos estudios han vinculado el alto ruido del tráfico (terrestre y aéreo) con un aumento en las probabilidades de tener presión alta y sufrir problemas al corazón, según cita el periódico británico Independent.

Uno de ellos es un estudio de la Universidad de Berna (Suiza) publicado en 2010, en que los académicos realizaron un seguimiento a 4,6 millones de personas mayores de 30 años, durante 5 años. Los resultados indicaron que quienes viven cerca de aeropuertos por largos períodos de tiempo, teniendo que soportan altos niveles de ruido, pueden tener más probabilidad de sufrir un infarto al miocardio.

2- Puede afectar el sueño
Dormir suficientes horas cada noche, así como tener un sueño profundo y reparador, pueden ser vitales para mantener nuestra salud física y mental en óptimas condiciones, tal como te contamos en más detalle en nuestra nota La importancia de acostarnos temprano: 5 beneficios para la salud de dormir bien.

Por lo mismo la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido en numerosas ocasiones sobre cómo el ruido excesivo, en especial del tráfico, puede provocar problemas para dormir en muchas personas.

En su sitio web, indica que “la alteración del sueño es uno de los efectos más serios del ruido ambiental, causando tanto efectos inmediatos como al día siguiente y trayendo consecuencias a largo plazo sobre la salud mental y cardiovascular”.

3- Puede perturbar el estado de ánimo
Hay estudios que también han asociado el exceso de ruido con mayor sensación de enojo e irritabilidad. Por ejemplo, la Universidad Federal de Santa Catarina publicó en 2015 una indagación que concluyó que puede existir un vínculo entre alta exposición al ruido y sentirse más molesto, en especial cuando la contaminación acústica ocurre mientras uno está en el trabajo o en el hogar.

4- Puede afectar nuestra concentración
Mark A. W. Andrews, académico de la Universidad de Seton Hill (Estados Unidos), explica al portal científico Scientific American que el ruido del ambiente puede afectar nuestra concentración y los procesos de aprendizaje.

Específicamente, expresa que la contaminación acústica puede incrementar la producción de la hormona cortisol en nuestro cuerpo, cuyo exceso -a su vez- puede afectar el funcionamiento de una parte del cerebro llamada corteza prefrontal, que ayuda a nuestra mente durante los procesos de planificación, razonamiento y retención de recuerdos a corto plazo.

Si en las cercanías de tu hogar y lugar de estudio o trabajo hay mucha contaminación ambiental, puedes intentar tomar medidas para proteger tu audición, como usar tapones para los oídos u otro tipo de protector.