Publicado el 12 junio, 2020

Los cuidados recomendados para las embarazadas durante esta pandemia

Alessandraamendess | Pixabay (cc0)

La pandemia de coronavirus ha afectado a todo el mundo en distinta medida, y podría mantener preocupadas a las mujeres embarazadas que darán a luz pronto, pues para realizar el parto es necesario hospitalizarse en un recinto médico.

Pero mientras se tomen las medidas de precaución adecuadas, se puede seguir disfrutando de este período con la emoción que amerita.

Franka Cadée, presidenta de la Confederación Internacional de Matronas, ha hablado al respecto con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, o Unicef por su sigla en inglés, donde entrega algunas recomendaciones para los futuros padres y madres que estén en esta situación.

En primer lugar, aconseja disminuir las visitas presenciales a matronas y médicos, pero no eliminarlas totalmente. “En todo el mundo se está viendo un gran nivel de adaptación a las circunstancias: muchas matronas están haciendo las consultas y atendiendo a algunas pacientes por teléfono, con el fin de que la cita en la que ven al bebé y siguen su desarrollo pueda ser breve”, expresa.

En ese sentido, propone acordar con los especialistas en salud las medidas preventivas que se tomarán, para continuar con las atenciones sin correr riesgos.

Por otra parte, relata que lo mejor es evitar contraer el coronavirus para prevenir cualquier situación inesperada, aunque detalla que de momento «el virus de la Covid-19 no se ha encontrado en el fluido vaginal, en la sangre del cordón umbilical ni en la leche materna”.

Los datos sobre esta nueva enfermedad se actualizan permanentemente, así que nada se puede dar por seguro, aclara la presidenta de la Confederación Internacional de Matronas.

¿Se puede estar acompañada en el parto?
En cuanto al parto en sí, Franka Cadée de la Confederación Internacional de Matronas estima como vital el que las mujeres estén acompañadas por alguien que las apoye, pese a las circunstancias.

Estamos viendo que, en algunos países, no se permite a nadie acompañar a las mujeres, y eso me preocupa. Entiendo que se quiera reducir el número de personas que acompañan a las mujeres en el parto para tratar de minimizar el contacto; es muy, muy lógico, pero intentemos que cada mujer pueda tener a alguien, al menos una persona, que la acompañe mientras da a luz: su pareja, su hermana, su madre (o la persona más cercana que ella elija)”, dice.

Además, recalca que “por favor, dejen que los bebés se queden con sus madres”.

“Debemos tener compasión, entender cada situación tal y como es y tener en cuenta que tanto los profesionales sanitarios como los miembros de la familia lo hacen lo mejor que pueden, utilizando el sentido común y escuchándose unos a otros. Creo que es muy importante que intentemos trabajar como una comunidad”, añade.

Posterior al parto, la experta piensa que es posible que den el alta antes de lo normal a la madre y su bebé, si es que están sanos, porque es una medida que algunos hospitales están implementando para reducir el riesgo de contagio.

Ante todo, aconseja siempre consultarle todo al profesional de la salud tratante, antes de tomar cualquier decisión.