Publicado el 9 septiembre, 2019

¿La luz azul de los computadores y celulares puede perjudicar nuestra vista?

Fancycrave1 | Pixabay (cc0)

La luz azul ha comenzado a preocupar a muchas personas que trabajan todo el día frente a un computador o con su celular, porque se trata de un tipo de luz que emiten las pantallas Led de esos dispositivos electrónicos.

Otras fuentes de luz azul son el Sol y las lámparas fluorescentes, y justamente como nuestro cuerpo la asocia con el astro rey, es que este tipo de iluminación provoca que nos sintamos muy activos y despiertos, motivo por el cual se recomienda no usar el teléfono móvil o el PC justo antes de acostarse.

Ese es el único problema para la salud confirmado que provoca la luz azul. Según afirma la Academia Americana de Oftalmología (AAO), no hay evidencia de que este tipo de iluminación dañe los ojos.

En internet hay quienes le atribuyen a esta luz una serie de perjuicios para nuestra visión, incluyendo cansancio ocular digital y degeneración macular, que puede ocasionar pérdida de la visión central, pero ningún estudio científico ha corroborado que eso sea cierto.

Al respecto, el vocero de la entidad, Dr. Rahul Khurana, recalcó en el portal estadounidense Business Insider que “muchos se preocupan de que ahora permanecemos delante de las pantallas de las computadoras más tiempo que nunca. Todos se preocupan mucho de que esto pueda ser dañino para los ojos y es una preocupación válida, pero no hay evidencia de que pueda estar causando algún daño irreversible”.

De acuerdo a estos especialistas, no sería necesario tomar precauciones para proteger nuestros ojos de las pantallas electrónicas. Esto incluye unos lentes con filtro para bloquear la luz azul que se han comenzado a vender en ópticas y por internet, los cuales son innecesarios.

“No se ha demostrado que la cantidad de radiación que sale de una computadora pueda producir alguna enfermedad ocular (…) El Programa de Protección Contra la Radiación del Massachusetts Institute of Technology (MIT) resume la actual investigación sobre la radiación de los monitores de las computadoras señalando que ‘no hay datos que sugieran ningún riesgo contra la salud por la exposición a los campos electromagnéticos asociados con el uso de los monitores’”, asegura la AAO.

Asimismo, acota que “permanecer largas horas mirando las pantallas digitales puede causar fatiga ocular, a la vez que disminuye el parpadeo, lo que puede causar ojo seco en quienes trabajan mucho tiempo en la computadora. Sin embargo, estos efectos se deben a la forma como se utilizan las pantallas y no a nada que provenga de ellas”.