Publicado el 10 febrero, 2021

¿En qué consiste el proyecto de ley que podría permitir la eutanasia?

Parentingupstream | Pixabay (cc0)

En una instancia histórica, el pasado jueves 17 de diciembre la Cámara de Diputados de nuestro país aprobó en general el proyecto que legaliza la eutanasia con causales, lo que permite a la propuesta continuar su camino para eventualmente convertirse en ley. ¿En qué consiste esta iniciativa legal?

Si bien el proyecto, que nació en mociones refundidas (boletines 7.736, 11.577,11.745 y 9.644), aún puede sufrir modificaciones a futuro, de momento considera permitir el derecho a eutanasia sólo en el caso de que una persona haya sido diagnosticada con un problema de salud irremediable, según informó BioBioChile.

En esos casos, dicho ciudadano tendrá derecho a decidir y solicitar, de acuerdo con los requisitos y formas establecidas en la ley, asistencia médica para morir.

De acuerdo al sitio web de la Cámara, “el texto señala que la persona deberá haber sido diagnosticada de una enfermedad terminal o cuando tiene una enfermedad o dolencia incurable, donde su situación médica se caracteriza por una disminución avanzada e irreversible de sus capacidades y esto le ocasiona sufrimientos físicos persistentes e intolerables y que no pueden ser aliviados en condiciones que considere aceptables. La norma también considera que este sufrimiento podrá ser de naturaleza psíquica”.

“Los requisitos para poder solicitar la asistencia médica para morir son que dos médicos deberán diagnosticar la enfermedad o la dolencia, ser mayor de 18 años, estar consciente al momento de tomar la decisión y en pleno uso de sus facultades mentales, lo que deberá ser certificado por un especialista”, añade.

La eventual legislación también considera otorgar al equipo médico el derecho a ser objetores de consciencia, pudiendo restarse del procedimiento.

Asimismo, las personas pueden expresar su voluntad anticipada por medio de un documento, con el cual expresarán su deseo de someterse a eutanasia en caso de estar en una situación contemplada por la ley.

“En esta declaración se podrá designar una o varias personas de confianza, mayores de edad, clasificadas por orden de preferencia y prelación, para que manifiesten al médico la voluntad del paciente”, detalla la Cámara.

El proyecto también había considerado una indicación que permitiría que personas mayores de 14 años y menores de 16 accedieran a eutanasia, siendo necesario contar con la autorización de su representante legal o de sus representantes legales, si tuviese más de uno.

En el caso de aquellos entre 16 y 18 años, establecía que el médico tendría la obligación de informar a sus representantes legales, pero la solicitud tomaría su curso prescindiendo de cualquier consentimiento ajeno a la voluntad del mismo paciente.

No obstante, las autorizaciones a menores de edad fueron rechazadas por los diputados. Por esta razón, el proyecto tendrá que volver a la Comisión de Salud.