Publicado el 6 enero, 2021

¿Cuántos lácteos necesita consumir un niño para mantener un crecimiento saludable?

StockSnap | Pixabay (cc0)

Para los niños más pequeños, la leche forma parte fundamental de su dieta. Al inicio la materna, y más tarde la de vaca (si es que no son alérgicos a ella), deberían darse como alimento a los infantes, indican el pediatra y gastroenterólogo Anthony Porto y la dietista nutricionista Rachel Drake, ambos pertenecientes a la Academia Americana de Pediatras (AAP), en el portal de la entidad HealthyChildren.

Además de entregarles las calorías que necesitan a diario, también aportan grasa, para promover el desarrollo de su cerebro y sus ojos, y el calcio y la vitamina D que sus huesos requieren para crecen fuertes.

Recordemos que la vitamina D permite que el cuerpo absorba el calcio, así que es importante consumir ambas. Aunque una parte considerable de esa vitamina la podemos generar al tomar sol por algunos minutos durante cada jornada, también podemos encontrarla en alimentos reforzados con ella.

¿Cuándo dar lácteos a los bebés?

Los expertos de la AAP aconsejan comenzar a darles de probar leche de vaca alrededor de los 6 meses, luego de que hayan comenzado a consumir alimentos sólidos, prefiriendo la leche o el yogur griego, sin azúcar.

Hay que considerar que el bebé podría ya haber sido expuesto a la proteína de la vaca, si es que la madre que lo amamanta toma leche o si le dan fórmula tradicional.

Cuando el bebé ya ha llegado al punto de poder comer con su mano, pueden agregarse otros lácteos, como trozos de queso.

Eso sí, advierten que a los menores de 1 año no debería dárseles leche de vaca entera ni fórmulas con bajo contenido de hierro porque sus sistemas digestivos podrían no tolerar grandes cantidades de proteína de leche de vaca, mientras que las fórmulas con bajo contenido de hierro podrían provocar anemia.

A quienes tengan más de 1 año, los especialistas aconsejan darles alrededor de 2 porciones de lácteos por día o entre 16 y 24 onzas (como máximo) de leche entera diaria. Eso sí, es mejor que no sea entera si existen “antecedentes familiares o riesgo de obesidad o cardiopatía. Hable con el pediatra de su hijo respecto a qué leche recomienda para su bebé de un año”, dicen.

¿Cuántos lácteos al día para niños de 2 y 3 años?

Porto y Drake aconsejan dar 2,5 porciones de lácteos por día a los niños de 2 y 3 años.

“La AAP recomienda que los niños consuman leche entera hasta los dos años (…) La leche entera contiene aproximadamente un 4% de grasa de leche. Puede ser de utilidad para su hijo cambiar gradualmente de leche entera a leche con bajo contenido graso. Por lo tanto, muchos pediatras recomiendan que los niños consuman leche reducida en grasa (2%) durante algunas semanas antes de cambiar a leche con bajo contenido graso (1%) o descremada (sin grasa)”, señalan.

Y añaden que “si los niños no pueden beber leche de vaca, pueden cumplir con los requisitos diarios de lácteos comiendo yogur y queso, pero probablemente necesiten un complemento de vitamina D, ya que no todos los yogures tienen un complemento completo de vitamina D. Hable con el pediatra de su hijo antes de darle cualquier tipo de complemento”.