Publicado el 29 junio, 2020

Consejos para prevenir molestias musculares cuando trabajamos con computador desde el hogar

Pixabay (cc0)

La pandemia por coronavirus ha afectado por varias semanas a nuestro país, tiempo en el cual miles de personas han trabajado a distancia o por teletrabajo desde sus hogares, para disminuir las probabilidades de contagio.

Pero cuando se trata de molestias musculares y similares, los riesgos al trabajar desde casa son similares a los presentes en las oficinas y otros puestos de trabajo, con la salvedad de que ahora es necesario tratarlos en el ambiente del hogar.

Si bien, existen recomendaciones asociadas al tratamiento de algunos de los riesgos presentes en el trabajo a distancia o teletrabajo, no siempre contamos en nuestros hogares con el mobiliario y espacios recomendados. Es por ello que resulta imprescindible aumentar las medidas preventivas para cuidarnos, explica el Instituto de Seguridad del Trabajo (IST).

Muchas de estas dolencias musculares están vinculadas a tener una mala postura o realizar movimientos repetitivos al usar un computador. Para prevenir, idealmente se recomienda utilizar un PC de escritorio, con silla regulable y en el caso de computadores portátiles (notebooks), hacer algunas adaptaciones. A continuación te dejamos más consejos que puedes aplicar.

La espalda, tronco y cuello
-Usa una silla que te permita apoyar la espalda totalmente. Si no cuenta con ella, use elementos de ajuste como cojines o mantas enrolladas (tipo tubo para apoyar la espalda)

-El computador debe estar ubicado al frente tuyo, así evitas posturas forzadas de cuello.

-El borde superior de la pantalla debe quedar al mismo nivel o ligeramente por debajo de los ojos, a una distancia de 50 cm. aproximadamente. Si usas un computador portátil, lo ideal es que tengas un teclado y mouse externo y un elemento alzador del equipo para una mejor regulación de la pantalla. Otra opción es conectar una pantalla externa y utilizar el teclado y touchpad del equipo portátil o un mouse externo.

-Los objetos que utilizas para cumplir con tus tareas, ubícalos a una distancia cómoda para evitar posturas forzadas.

Los brazos, manos y muñecas
-Tus codos debe ubicarse a la altura del teclado y los antebrazos apoyarse sobre la superficie de trabajo, para alcanzar cómodamente el teclado.

-Evita mantener los antebrazos y muñecas suspendidas en el aire sin ningún tipo de apoyo al utilizar mouse y teclado.

-Las muñecas deben ubicarse sobre el teclado y mouse de manera neutra, como descansando sobre ellos.

Las piernas
-Idealmente, tus muslos deben formar un ángulo de 90° con el tronco mientras tus pies reposan en el suelo. Si es necesario utiliza algo como apoyapiés para elevarlos.

-Debe haber suficiente espacio libre debajo de la mesa para mover libremente piernas y pies. Evita dejar objetos que obstaculicen el movimiento.