Publicado el 1 noviembre, 2019

Consejos para apoyar a nuestros niños y niñas en situación de emergencia

Niña dibujando
Pixabay (cc0)

La sobreexposición de los niños durante los últimos días a noticias e imágenes -ya sea en los medios de comunicación, redes sociales- o al ser testigos de situaciones de emergencia, hace que se vean afectados por estos hechos.

Y es que muchas veces pueden no entender qué está pasando, por lo cual es importante apoyarlos en todo momento.

Para ayudar a nuestros pequeños a enfrentar este momento, el equipo médico del Instituto de Seguridad del Trabajo (IST) entrega los siguientes consejos.

1- Comprender
Es importante tomar conciencia de que vivimos una situación excepcional, en la que todos estamos siendo afectados. Por eso, primero como adultos, tratemos de mantener la calma, ya que los niños y niñas son susceptibles a nuestros estados emocionales.

Respondamos a sus necesidades desde la tranquilidad, así ellos se sentirán más seguros. El evitar esta conversación puede aumentar la sensación de incertidumbre.

2- Conversar
Explíquele lo que está pasando con palabras simples y, de acuerdo a su edad, aclare sus dudas en torno a lo que preguntan. No es necesario comentar detalles sobre hechos o temas que no han preguntado.

Permítales expresar lo que sienten conversándolo o a través del juego, dibujos o cuentos. Validar todas las emociones que emerjan.

3- Escuchar
Si el niño o niña manifiesta miedo; conténgalo, abrácelo y cuéntele cuándo usted se ha sentido de igual forma.

4- Acompañar
Evite que los niños y niñas se encuentren solos frente a información emitida por la televisión, radio y redes sociales, pues puede aumentar su sensación de vulnerabilidad sobre lo que no pueden entender.

Acompáñelos si ven noticias, así podremos darle una explicación sobre lo que verán y escucharán en su entorno.

5- Acoger
Comprenda algunos comportamientos fuera de lo habitual, como estar más irritable, orinarse, querer dormir acompañado, etc. Es esperable y natural para la situación cualquier tipo de conducta no habitual.

Si pese a todo, estás preocupado por el estado emocional de un niño o niña, te recomendamos pedir asistencia de un psicólogo infantil.