Publicado el 31 enero, 2020

Consejos clave para prevenir emergencias en esta temporada de playas y piscinas

www.137.cl

Cualquiera puede estar en riesgo de vivir una emergencia cuando se está bañando en el mar, un lago, río o una piscina.

Un ahogamiento puede ocurrirle incluso a los nadadores más experimentados, por lo que puede nunca está demás tomar ciertas precauciones cuando vamos a la playa.

En primer lugar, para prevenir cualquier inconveniente, puedes fijarte si el lugar es o no apto para el baño.

En nuestro país, hay muchas playas que han sido oficialmente habilitadas para el baño por las autoridades marítimas. Estas tienden a ser más seguras porque, además de haber sido inspeccionadas por especialistas, suelen contar con salvavidas.

De acuerdo a Emergencias Marítimas, las playas que son aptas para el baño tienen una bandera verde, mientras que su color será rojo si el sitio no está habilitado.

También puedes verificar el estado de las playas nacionales en la aplicación Directemar de la Armada (puedes descargarla en celulares con sistema operativo Android y iOS).

Por otra parte, es mejor no ir a bañarse de noche, porque hay mucha menos visibilidad y la oscuridad favorece la ocurrencia de accidentes, según recomienda el doctor Rafael Romero del Colegio Médico de Valencia (España), en entrevista con el periódico europeo El Mundo.

Otros consejos del médico son no bañarse si uno ha tomado alcohol o consumido drogas, porque estas sustancias pueden confundir a nuestros sentidos, y alejarse de las corrientes marinas, prefiriendo nadar en paralelo a la playa.

Por su parte, la cadena estadounidense NBC 4 Washington indica que puede ser conveniente evitar los sitios que son muy rocosos, porque hay mayores probabilidades de sufrir una lesión accidental.

Igualmente, señala que puede ser ventajoso ir a bañarse con un familiar o amigo, en lugar de ir solo, porque así hay alguien que puede ayudarte si ocurre alguna emergencia, e intenta avisarle a alguien si vas a hacer alguna actividad más riesgosa, como andar en kayak o practicar un deporte acuático.

Para estar aún más seguros, se puede utilizar chalecos salvavidas, los cuales son más estables que los inflables, pues estos últimos son más propensos a romperse.

Y si ves que alguien está pasando por una emergencia en el agua, procura avisarle de inmediato al personal salvavidas del recinto o llamar al número gratuito 137 de Emergencias Marítimas.