Publicado el 1 octubre, 2021

¿Cómo afectará el cambio climático a América Latina en el futuro próximo?

Jody Davis | Pixabay

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, ligado a la Organización de Naciones Unidas (ONU), estimó, en agosto pasado, que la temperatura global aumentará en 1,5 °C en los próximos 20 años.

Muchas de las consecuencias de esto serán irreversibles por miles de años, y si se toma acción inmediata, podría disminuirse el impacto, pero no revertirlo.

“A menos que haya una inmediata reducción a larga escala de los gases de efecto invernadero, limitar la subida de la temperatura media de la Tierra a esa barrera (1,5 °C) o incluso a la de los 2° será imposible de alcanzar (…) Con un aumento de 1,5°C, habrá más olas de calor, las estaciones cálidas serán más largas y las frías más cortas. Y con un aumento de 2° C, los eventos extremos de calor serán más frecuentes y se llegará a niveles de tolerancia crítica para la salud y la agricultura”, indicó la ONU.

¿De qué forma nos afectará esto en América Latina? Otro informe publicado en agosto, esta vez el Reporte del Estado del Clima en América Latina y El Caribe 2020, emitido de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), dependiente de la ONU, afirma que estas consecuencias negativas ya se han comenzado a sentir con fuerza en nuestra región, así que ya no es algo del futuro, pero un suceso actual.

Es más, la ONU informó que “la investigación señala que América Latina y el Caribe es una de las regiones del mundo más afectadas por el cambio climático y los fenómenos meteorológicos externos que están causando graves daños a la salud, a la vida, a la comida, al agua, a la energía y al desarrollo socioeconómico”.

Añade que “América Latina se proyecta como una de las regiones del mundo donde los efectos e impactos del cambio climático, como las olas de calor, la disminución del rendimiento de los cultivos, los incendios forestales, el agotamiento de los arrecifes de coral y los eventos extremos del nivel del mar, serán más intensos”.

Todo esto también afectará severamente la economía de esta parte del continente americano, pues muchos países dependen de sus recursos naturales para sobrevivir.

Asimismo, el informe de la OMM enumera cuáles son y seguirán siendo los desastres naturales más frecuentes en Latinoamérica debido al cambio climático. Algunos afectarán a Chile más que otros. A continuación te los describimos.

1- Las temperaturas continúa elevándose, siendo 2020 el segundo año más caluroso de América del Sur desde que existe registro, y uno de los tres más cálidos de América Latina en general.

2- La falta de lluvias ha provocado la peor sequía en 50 años, en especial al sur de la Amazonia, pero el Caribe y América Central también están siendo gravemente perjudicados.

3- Los incendios forestales continúan arrasando con los bosques y el Amazonas es parte de esa tragedia. Esto es preocupante para el mundo entero porque América Latina y el Caribe tienen el 57% de los bosques primarios del planeta y almacenan aproximadamente 104 gigatoneladas de carbono.

4- Las tormentas tropicales marcaron récord en 2020, presentándose 30 y extendiéndose por más tiempo del usual.

5- El aumento del nivel del mar es preocupante porque en América Latina va a una velocidad más rápida que el promedio mundial. Recordemos que, en esta región, más del 27% de la población vive en áreas costeras.

6- La temperatura de la superficie fue anormalmente alta en el Océano Atlántico Norte durante 2020. “En el Caribe, 2020 fue el año con las mayores alteraciones de la temperatura oceánica jamás registradas. A partir de mayo de 2020 las temperaturas de la superficie del mar comenzaron a enfriarse gradualmente en el Pacífico ecuatorial y se desarrolló La Niña. Esto, junto al aumento de temperatura en el Atlántico contribuyó a una temporada de huracanes más activa de lo normal”, indica la ONU.

7- Esto afecta directamente a Chile y Argentina: los glaciares e la Cordillera de los Andes han ido retrocediendo y desde 2010 avanza con más rapidez.

8- Se ha perdido gran cantidad de alimentos naturales debido a las catástrofes climáticas y se espera que esto siga empeorando. En 2020, Guatemala perdió el 80% de su cosecha de maíz, por dar un ejemplo.

El informe de la OMM fue elaborado con un proceso interactivo en que participaron 40 expertos de distintas áreas y con datos de 1.700 estaciones meteorológicas en México, América Central y el Caribe, y de datos cuadriculados para América del Sur. Más detalles al respecto los puedes hallar aquí.