Publicado el 6 abril, 2021

¿Aún andas perdido? Consejos para adaptarse al cambio de hora

Jan Vašek | Pixabay

Cada día hay menos luz natural porque entramos ya al otoño, lo que sumado al conocido cambio de hora en Chile continental, realizado el pasado sábado, desordena el horario de muchas personas.

El cambio de hora permite aprovechar más durante el día la menor luz solar que hay en la temporada de frío, pero también puede traer consecuencias adversas, ya que significa una modificación a nuestra rutina diaria que a nuestro organismo le puede costar asimilar.

Nuestro horario de sueño, por ejemplo, es uno de los primeros en verse afectado, siendo complejo levantarse una hora más temprano durante la primera semana. A continuación te entregamos algunos consejos para aliviar este y otros inconvenientes.

1- Toma luz solar

El cambio de hora puede afectar nuestro ánimo porque la luz solar regula nuestro reloj biológico y de pronto éste se ve alterado, impactando en nuestra producción de melatonina, que es “un neurotransmisor que regula nuestros ciclos de vigilia y sueño, y nuestro estado de ánimo. Cualquier alteración —como el cambio horario, el jetlag de un vuelo o los cambios de turnos en el trabajo— puede hacer que su producción se reduzca y afecte a nuestras emociones», indica Marta Caldero, profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya de España, al periódico hispano El País.

Para prevenir una reducción en la melatonina, aconseja realizar actividades en que se tome mucha luz natural. Como varias ciudades chilenas están en cuarentena total o sólo los fines de semana, puede que sea difícil para algunos salir al aire libre, pero pueden intentar, por ejemplo, ir caminando a realizar las compras en lugar de ir en vehículo.

2- Disminuye el uso de aparatos electrónicos

Marta Caldero también sugiere evitar los dispositivos electrónicos antes de dormir, como los teléfonos, porque la luz azul que emiten esas pantallas engaña al cerebro, haciéndole pensar que es de día… y nos quitan el sueño.

«La luz azul que emite (el celular) confundirá a nuestro cerebro, lo hará producir el neurotransmisor en horas a las que no corresponde y hará que nos cueste mucho más dormir», recalca la experta.

3- Evita alimentos energizantes

Hay ciertos alimentos y bebestibles que ayudan a “despertar” al cuerpo, por lo que podrías evitarlos en las noches si es que temes tener problemas para dormir por el cambio de horario.

Lo más obvio son las bebidas energéticas y el café porque contienen mucha cafeína, sustancia conocida por estimular al sistema nervioso, y también está presente de forma considerable en el té, en bebidas de cola y en el chocolate, de acuerdo a la enciclopedia médica MedlinePlus.