Publicado el 8 junio, 2020

6 consejos simples que nos ayudarán a ahorrar electricidad este invierno

Pixabay (cc0)

Es normal que aumente nuestro consumo de electricidad en los meses de otoño e invierno, en primer lugar por el uso de calefacción, ya que las estufas eléctricas son una alternativa muy usada gracias a que contaminan menos.

También influye mucho el hecho de que tenemos menos horas de luz natural, lo que lleva a que prendamos las ampolletas por más tiempo.

Ahora que hay millones de personas que están en cuarentena en sus hogares, estudiando con clases online o trabajando a distancia, es esperable que la cuenta de electricidad suba más de lo usual. Así que aquí te tenemos algunos consejos prácticos para ayudarte a cuidar tu consumo de energía.

1- Aprovecha el sol
Puede que el sol no nos caliente tanto como en verano, pero sin duda puede entregarnos luz natural, con lo que evitamos tener que prender las ampolletas.

Lo importante es que, en cuanto se oculte, cierres las cortinas. Así puedes evitar que se escape el calor interior de la vivienda.

2- Fíjate en cortinas y alfombras
Las cortinas pueden ayudarnos mucho cuando se trata de frenar las bajas temperaturas. Y son aún mejor las que están hechas de telas térmicas, también llamadas blackout, porque están especialmente diseñadas para aislar las viviendas.

Igualmente las alfombras pueden contribuir, ya que bloquean el frío que podría llegar desde el suelo. Eso sí, te aconsejamos tener cuidado con ellas si vives con alguien que tenga alergia a los ácaros del polvo, porque estos elementos son “un hábitat cómodo a los ácaros del polvo” y pueden empeorar los síntomas, incluso si las aspiras con frecuencia, indica la clínica estadounidense Mayo.

3- Desenchufa lo que no ocupes
Se le llama consumo “vampiro” a la energía que gastan los aparatos eléctricos cuando los dejamos enchufados, pese a que están apagados y en desuso, incluyendo los cargadores de teléfono que dejamos acoplados a la electricidad cuando no están conectados al celular.

Este mal hábito es un desperdicio de electricidad y, además, puede costarnos dinero. Específicamente, el 9,2% en promedio del gasto total de las viviendas chilenas corresponde a consumo “vampiro”, detalla el Ministerio de Energía.

4- Haz mantenimiento a tus electrodomésticos
Otro gasto que se puede evitar con facilidad, es aquel que es producido cuando los electrodomésticos no están en buenas condiciones. Por ejemplo, el refrigerador usará más energía si la parte trasera está llena de polvo y si, en el congelador, el hielo de las paredes supera los 2 milímetros de espesor. Sólo esto último puede aumentar hasta en un 20% el consumo de esta máquina, especifica el diario español La voz de Galicia.

Mantener los aparatos limpios y arreglar todos los desperfectos, aunque sean pequeños en apariencia, puede aumentar la eficiencia energética.

5- Ventila la vivienda
Debido al frío, muchas personas dejan de ventilar la vivienda durante el invierno. Eso puede ser un error, de acuerdo al Ministerio de Energía, que recomienda airear las habitaciones por al menos 10 minutos, de preferencia temprano en la mañana, práctica que permitirá regular la humedad o el sobrecalentamiento.

6- Lava harta ropa a la vez
Las lavadoras y secadoras de ropa son algunos de los electrodomésticos que pueden gastar bastante electricidad, por lo que el Ministerio de Energía pide tratar de usarlas a carga completa.

Además, si hay sol, puedes preferir secar la ropa al aire libre en vez de usar secadora.