Publicado el 6 marzo, 2019

5 tips para disminuir el consumo de cafeína de forma segura

Pixabay (cc0)

Como ya te contamos en nuestra nota 5 perjuicios para la salud que puede traer el consumir cafeína, el tomar bebestibles tan comunes en nuestro día a día como el café y el té podría afectar a nuestro organismo y nuestro bienestar, en especial si lo hacemos en exceso.

Pero eliminar bruscamente estas bebidas de nuestra dieta tampoco podría ser lo más recomendable, ya que ello podría provocar una sensación de abstinencia, que vienen acompañada de síntomas como dolores de cabeza, fatiga, irritabilidad y problemas de concentración, expresa la clínica Mayo de Estados Unidos.

Para prevenir estos síntomas, el centro médico explica que una alternativa es intentar reducir el consumo de café, té y gaseosas de forma progresiva.

Por ejemplo, puedes comenzar eliminando las bebidas con cafeína en las últimas horas del día, para que así no te provoquen insomnio. Más adelante puede extender ese horario, hasta que las quites por completo.

Otra opción es que puedes empezar a tomar una taza menos de estos bebestibles al día, o tomar en tazas más pequeñas, e ir disminuyendo la cantidad a medida que te acostumbres.

Bebestibles descafeinados

Además, puedes reemplazar estas bebidas por sus equivalentes descafeinados, los cuales se pueden encontrar en el comercio (usualmente anuncian esta condición en la etiqueta).

Eso sí, contrario a lo que algunos podrían creer, el café y té descafeinados no están 100% libres de cafeína. Lo que pasa es que la trae en mucha menos medida, comparados a sus versiones normales.

Para que te hagas una idea, la clínica Mayo detalla que una taza de café instantáneo (237 ml) suele contener unos 63 mg de cafeína en promedio, mientras que su versión descafeinada trae 2 mg.

En el caso del té, una taza de negro filtrado puede traer entre 25 y 48 mg de cafeína, mientras que el descafeinado puede contener entre 2 y 5 mg.

En tanto, una bebida tipo cola (como la Coca Cola, por ejemplo) puede traer entre 24 y 46 mg de cafeína por cada 237 ml.

Como recomendación adicional, te contamos que mientras más tiempo dejes reposar la bolsita de té en la taza, más cafeína se libera en el líquido, según sostiene la clínica Mayo. Así que si quieres disminuir la cafeína, puedes tratar de remojarla por poco tiempo.