Publicado el 10 septiembre, 2020

5 consejos para cuidar tu salud si vas a beber alcohol

Skitterphoto | Pexels (cc0)

El alcohol es uno de los bebestibles más adictivos y dañinos para nuestra salud en general, porque puede ingresar rápidamente al torrente sanguíneo y afectar el funcionamiento de nuestro organismo de diversas maneras.

Al respecto, la enciclopedia médica MedlinePlus apunta que “el alcohol disminuye la frecuencia respiratoria, la frecuencia cardíaca y el buen funcionamiento del cerebro. Estos efectos pueden aparecer al cabo de 10 minutos y pueden alcanzar su punto máximo en alrededor de 40 a 60 minutos”.

Añade que “permanece en el torrente sanguíneo hasta que el hígado lo descompone. La cantidad de alcohol en su sangre se denomina nivel de alcoholemia. Si usted bebe alcohol más rápido de lo que el hígado puede descomponerlo, este nivel se elevará”.

Las bebidas alcohólicas también aumentan los riesgos de presentar cáncer de cabeza, cuello, estómago, colon, mamas, entre otros; junto con ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Si pese a saber todo esto, continúas queriendo consumir alcohol, te tenemos algunos datos para ayudarte a hacerlo de un modo que no perjudique tanto tu salud.

¿Cuánto alcohol puede beber una persona?
Muchos se preguntan cuánta es la cantidad adecuada de alcohol que uno puede consumir de manera segura. La respuesta es que lo mejor para nuestra salud es no consumir nada, pero si insistes en hacerlo… para disminuir las consecuencias negativas, MedlinePlus recomienda no beber más de 1 trago al día para las mujeres, y no más de 2 en el caso de los hombres.

¿Qué se considera como ‘1 trago’? Esta medida equivale a 350 ml de cerveza, 150 ml de vino, o 45 ml de licor fuerte.

Estas cifras se deben a que todos estos bebestibles tienen distintos niveles de alcohol:

-La cerveza tiene aproximadamente 5% de alcohol.
-El vino generalmente tiene de 12% a 15% de alcohol.
-El licor fuerte suele tener alrededor de 45% de alcohol.

¿Qué ralentiza la absorción del alcohol?
Hay alimentos que pueden ralentizar la absorción del alcohol, como es el caso de aquellos que son altos en carbohidratos y grasas.

Es decir, si consumes ese tipo de comidas junto con estos bebestibles, puede que permanezcas embriagado por más tiempo.

Nunca bebas con el estómago vacío
Tampoco es recomendable beber alcohol si no has comido nada en las últimas horas. Y, reiteramos, lo más aconsejable es que esos alimentos no sean carbohidratos ni sean altos en grasas.

Cuidado con el alcohol si tomas medicamentos
Muchos fármacos, incluso varios que son de venta libre (sin receta médica), pueden generar reacciones adversas cuando se mezclan con bebidas alcohólicas.

En ciertos casos, el alcohol puede intensificar el efecto de medicamentos, inhibir su funcionamiento, o incluso interactuar de un modo que sea peligroso para tu salud.

Por lo mismo, deberías informarte muy bien, consultando a un profesional de la salud, antes de tomar un trago si estás consumiendo cualquier tipo de fármacos.

Nunca conduzcas un vehículo
Y nunca sobra recordar que, si vas a beber alcohol, no deberías conducir un vehículo. No sólo es ilegal hacerlo, sino que también aumenta de manera considerable las probabilidades de sufrir un accidente.

Si vas a beber, designa como conductor a alguien que no tome alcohol, o pide un vehículo de transporte privado.