Publicado el 4 noviembre, 2021

45 millones de profesionales de salud piden combatir el cambio climático para salvar vidas

Diego Rodríguez | OMS

A propósito de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26, que se realizará en noviembre en Glasgow (Escocia), 45 millones de profesionales de la salud de todo el mundo han firmado una carta, con la cual piden a los líderes de los países que tomen acciones urgentes para combatir el calentamiento global.

Estas personas representan 2/3 de los trabajadores sanitarios del planeta y fue enviada en conjunto a un estudio efectuado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), informó una noticia publicada por la ONU.

El objetivo de su llamado no es sólo contribuir a la naturaleza y el planeta en general, sino también para salvar vidas humanas, dado que se estima que 13 personas fallecen por minuto como consecuencia del contaminación que produce la quema de combustibles fósiles.

Además de esto, los expertos enfatizan que estos fenómenos aumentan las enfermedades que se transmiten por los alimentos, el agua y vectores como la malaria, al igual que impactan la salud mental de las personas, es decir, pueden afectar su bienestar de múltiples formas.

En la misiva, indican que “la crisis climática supone la mayor amenaza para la salud a la que se enfrenta la humanidad. Como profesionales y trabajadores de la salud, reconocemos nuestra obligación ética de pronunciarnos sobre esta crisis de rápido crecimiento que podría ser mucho más catastrófica y duradera que la pandemia de covid-19. Instamos a los gobiernos a estar a la altura de sus responsabilidades protegiendo a sus ciudadanos, vecinos y generaciones futuras de la crisis climática”.

Añaden que “nadie está a salvo de estos riesgos, pero las personas cuya salud ha sido dañada en primer lugar y de forma más grave por la crisis climática son las menos responsables en el problema y las menos capaces de protegerse a sí mismas y a sus familias ante el problema: las personas de países y comunidades de ingresos bajos. Aquellas personas y naciones que más se han beneficiado de las actividades que han causado la crisis climática, especialmente la extracción y el uso de combustibles fósiles, tienen una gran responsabilidad en hacer todo lo posible para ayudar a los que más riesgos padecen ahora”.

La carta completa la puedes leer aquí en español, y también puedes firmarla si eres profesional de la salud.

Conclusiones del informe de la OMS

En tanto, el estudio de la OMS se titula “Informe especial sobre cambio climático y salud”, y se puede descargar de forma íntegra en su sitio web, pero sólo está disponible en inglés (obtenlo aquí).

En suma, la OMS entrega 10 recomendaciones a las naciones para avanzar en el combate al cambio climático, las cuales son las siguientes, según reportaron en su sitio web.

1- Comprometerse con una recuperación saludable. Comprometerse con una recuperación saludable, ecológica y justa de la COVID-19.

2- Nuestra salud no es negociable. Situar la salud y la justicia social en el centro de las conversaciones de las Naciones Unidas sobre el clima.

3- Aprovechar los beneficios de la acción climática para la salud. Dar prioridad a las intervenciones climáticas con mayores beneficios sanitarios, sociales y económicos.

4- Construir sistemas y establecimientos de salud resilientes al clima y ambientalmente sostenibles, y apoyar la adaptación y resiliencia de la salud en todos los sectores.

5- Crear sistemas energéticos que protejan y mejoren el clima y la salud. Guiar una transición justa e inclusiva hacia la energía renovable para salvar vidas de la contaminación del aire, especialmente de la combustión del carbón. Acabar con la pobreza energética en los hogares y en los establecimientos de atención de la salud.

6- Reimaginar los entornos urbanos, el transporte y la movilidad. Promover un diseño urbano y unos sistemas de transporte sostenibles y saludables garantizando un mejor uso del suelo, el acceso a espacios públicos verdes y azules y la priorización de los desplazamientos a pie, en bicicleta y en transporte público.

7- Proteger y restaurar la naturaleza como base de nuestra salud. Proteger y restaurar los sistemas naturales, que son la base de una vida sana, de los sistemas alimentarios sostenibles y de los medios de vida.

8- Promover sistemas alimentarios saludables, sostenibles y resilientes. Promover la producción de alimentos sostenibles y resilientes y dietas más asequibles y nutritivas que contribuyan a los resultados climáticos y de salud.

9- Financiar un futuro más sano, justo y ecológico para salvar vidas. Transición hacia una economía del bienestar.

10- Escuchar a la comunidad de la salud y hacer un llamado a favor de una acción climática urgente. Movilizar a la comunidad de la salud y apoyarla en la acción climática.