Publicado el 19 marzo, 2020

4 consejos simples para trabajar desde la casa manteniendo la productividad

Kaboompics | Pixabay (cc0)

En un esfuerzo por contener la pandemia del coronavirus que afecta a una gran parte del mundo, muchas personas han comenzado a trabajar desde su hogar, o planean hacerlo pronto, cuando sus labores lo permiten.

Pero realizar todas nuestras actividades a distancia no es tan fácil como parece, ya que cuando estamos en casa podemos no tener el mismo nivel de concentración que en la oficina, y también se ve afectada la coordinación con nuestro equipo de trabajo.

Para ayudarte con esta tarea, te tenemos algunos consejos.

1- Prepárate, aunque aún no te pidan trabajar a distancia
Puede que en tu empresa aún no hayan decidido implementar el teletrabajo, o trabajo a distancia, pero considerando que estamos en medio de una pandemia, es probable que tarde o temprano tengan que implementar esa medida, si es que haces alguna labor en escritorio y no en terreno.

Por lo mismo, conviene prepararse con anticipación para esa eventual situación. Para estar listo, puedes tomar medidas como evalúa si cuentan con los softwares que necesitas para trabajar, y todos los recursos y documentos que usas frecuentemente, copia los enlaces importantes, números de contacto, e información similares que sólo tengas en tu computador en la oficina, según recomienda la cadena CNN.

2-Arréglate como si fueras a trabajar
Quedarte todo el día en pijama cuando estás trabajando puede ser contraproducente, afirma Manuel García Palomo, profesor del Máster en Dirección de Personas y Desarrollo Organizativo de la universidad española Esic, al periódico El Confidencial.

“Vístete. No te quedes en pijama o bata. ¿Por qué crees que un médico se pone un bata o una persona que trabaja en banca un traje? Los simbolismos son importantes y ayudan a nuestro cerebro a ponernos en modo trabajo”, asegura el especialista en Recursos Humanos.

“Si en tu casa tienes la costumbre de vestirte de una manera diferente que en el trabajo, el mensaje que le mandas al cerebro de manera inconscientes es que estás en modos distintos. De esta forma ayudamos a que el cerebro tome nota. Especialmente en un momento en el que vamos a hacer un trabajo que no es amigable para nosotros, al no ser habitual”, añade.

3- Designa un “área de trabajo” en tu hogar
Una de las cosas más difíciles de sobrellevar cuando se trabaja desde el hogar, es cómo se va mezclando la vida laboral con la personal. Mantener ese límite puede ser complejo los primeros días, pero algo que puede ayudarte es designar un área en tu hogar que sólo uses para trabajar.

“Técnicamente, cualquier lugar con una superficie plana e Internet puede funcionar, pero intenta que sea lo más libre de distracciones posible para ser lo más productivo”, aconseja Sara Sutton, directora ejecutiva y fundadora de FlexJobs (plataforma de trabajo remoto), a CNN.

4- Marca el fin de la jornada laboral
Para poder desconectarte del trabajo, es vital que tengas una rutina que marque el fin de tu jornada laboral, y así no terminar trabajando 12 horas. Puede ser, por ejemplo, guardar el computador y no volver a usarlo.

“Apaga las notificaciones durante tu tiempo libre, para que no veas un mensaje por el que estés tentado a escabullirte para revisarlo”, acota Teresa Douglas, autora de un libro sobre trabajo remoto, a CNN.