Publicado el 5 junio, 2017

Suplementos nutricionales versus frutas y vegetales: ¿Son igualmente efectivos?

YuMaNuMa (CC) Flickr

A la hora de obtener los nutrientes que nuestro organismo necesita para funcionar y mantenerse saludable, hay quienes caen en la tentación de recurrir a multivitamínicos o suplementos minerales para compensar carencias de la alimentación.

Si bien hay personas que por condiciones médicas necesitan complementar su dieta con suplementos recetados por su médico, lo cierto es que la mejor forma de consumir los nutrientes que requerimos es a través de los alimentos.

La Universidad de Colorado, en Estados Unidos, sostiene que los suplementos no tienen la capacidad de reemplazar las comidas ni tampoco balancear una dieta que es poco saludable. Los alimentos no procesados, como frutas, verduras, granos y legumbres no sólo entregan vitaminas y minerales, sino que lo hacen de manera balanceada y además aportan proteínas, carbohidratos, grasa y fibra, la cual ayudaría a los procesos digestivos. Por esta razón, los expertos recomiendan que las necesidades nutricionales se cumplan principalmente a través de la alimentación.

Te invitamos también a leer la nota Revisa algunos beneficios de los alimentos ricos en fibra.

Los alimentos no procesados incluyen otro tipo de elementos beneficiosos para la salud, como es el caso de los fitoquímicos –químicos de las plantas- que podrían ayudar a prevenir enfermedades como el cáncer, problemas al corazón, diabetes y presión alta. También aportan con antioxidantes que combaten a los radicales libres, responsables de daños a células y tejidos.

Y, de acuerdo a AuthorityNutrition, no es del todo claro si el cuerpo absorbe los nutrientes sintéticos (creados en un laboratorio) de la misma manera que los producidos de forma natural. Una de las razones sería justamente la complejidad de los alimentos no procesados (como frutas y verduras), ya que al contener una gran variedad de micronutrientes éstos actúan en conjunto permitiendo una mejor asimilación por parte del organismo. Sin estos componentes, es probable que nuestro cuerpo use los suplementos sintéticos de otra forma, según reporta el American Journal of Clinical Nutrition.

De hecho, estudios han revelado que el organismo absorbe dos veces más la Vitamina E natural, en comparación con la sintética, por ejemplo.