Publicado el 29 noviembre, 2016

Revisa algunos beneficios de la miel de abejas

Yves Tennevin (CC) Flickr
Yves Tennevin (CC) Flickr

Según el sitio HoneyAssociation, el registro más antiguo del uso de las colmenas de parte del ser humano fue encontrado en el templo del sol construido cerca de la ciudad del Cairo en el año 2.400 AC. Las abejas, además aparecen frecuentemente en los jeroglíficos egipcios y eran un símbolo de la realeza. Por otro lado, los habitantes del Antiguo Egipto utilizaban la miel como endulzante.

A continuación, te contaremos sobre algunos de los beneficios de este milenario alimento.

1- Es un antibiótico natural

Estudios científicos han demostrado que la miel de abejas tiene propiedades antibióticas que podrían ayudar a curar heridas y quemaduras. Eso sí, su efectividad depende del tipo de miel que se trate, es decir de qué flor la abeja ha tomado el polen para producirla e incluso de la ubicación geográfica.

Un estudio del año 2010 publicado en BioMedCentral Complimentary and Alternative Medicine determinó que la miel de ulmo chilena es una de las que posee una mayor cualidad antibacterial contra el Staphylococcus Aureus resistente a la meticilina (un antibiótico), la Escherichia Coli y la Pseudomonas aeruginosa.

El sitio MedicalDaily explica que un estudio publicado en el 2005 en el British Journal of Surgery descubrió que todos los pacientes -que participaron en la investigación- tratados por heridas y úlceras a la pierna, menos uno, mostraron mejorías después de habérseles aplicado miel de manera local.

2- Podría aliviar algunos problemas digestivos

Se ha demostrado que la miel es un tratamiento efectivo contra la Helicobacter pylori que es una bacteria que infecta el epitelio gástrico. Muchas úlceras y algunos tipos de gastritis se producen por infecciones de H. pylori.

Un estudio publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos demostró que la miel de la ciudad Mascate en Omán (ubicado al suroeste de Asia) posee propiedades antibacteriales contra la H. pylori y que, usada en combinación con otras terapias, puede acelerar la eliminación de dicha bacteria.

3- Ayuda a calmar los dolores de garganta y la tos

El sitio HealthLine explica que la miel es un remedio ampliamente utilizado para aliviar los dolores de garganta, puesto que disminuye la inflamación y recubre la garganta.

Por otra parte, investigaciones han demostrado que la miel es tan efectiva como los remedios a la hora de calmar la tos. El sitio web de la Clínica Mayo de Estados Unidos explica que en un estudio en niños mayores de dos años que padecían enfermedades respiratorias, se les administró dos cucharaditas de miel en la noche, lo cual redujo la tos de forma significativa.

La miel mostró ser tan efectiva como el dextrometorfano, uno de los ingredientes activos en muchos medicamentos para el resfriado y la tos.

A pesar de las bondades de la miel, es importante recordar que debido al riesgo de botulismo en bebés (una enfermedad potencialmente mortal causada por la bacteria Clostridium botulinum) no se recomienda darles miel a niños menores de un año.