Publicado el 17 octubre, 2016

Recomendaciones para evitar el síndrome visual informático

Gordon Wrigley (CC) Flickr
Gordon Wrigley (CC) Flickr

¿Sabías que pasar largas horas frente a la pantalla del computador puede acarrearte un malestar llamado síndrome visual informático? Datos, del Instituto Nacional de Salud y Seguridad Laboral en Estados Unidos, advierten que cerca del 90% de las personas que pasan dos o tres horas de manera regular frente a un monitor pueden desarrollar este síndrome.

Trabajar mirando una pantalla le exige un gran esfuerzo a la vista, por lo mismo el malestar más común involucra a los ojos. Dentro de las molestias que pueden aquejar a una persona que utiliza a diario el computador están el sentir ardor, sequedad e irritación en los ojos, así como sufrir de visión doble y borrosa.

Esto sucede porque -a diferencia de las palabras impresas en papel- los caracteres electrónicos tienen bordes borrosos que le impiden a los ojos enfocar bien. Además, al trabajar o jugar frente a una pantalla, la frecuencia del parpadeo disminuye. Esto se debe a que la concentración requerida para realizar tareas en los computadores es más efectiva cuando se parpadea menos, algo que nuestro organismo hace inconscientemente.

Por otro lado, este síndrome incluye dolencias en lugares distintos a los ojos como molestias musculares y articulares, picazón e hinchazón facial, cefaleas y migrañas, náuseas, mareos y vértigo.

A continuación te dejamos algunas recomendaciones para prevenir estos malestares.

1- Parpadear

Pestañar de manera consciente y voluntaria o bien cerrar los ojos de vez en cuando por unos 20 segundos para descansar la vista y lubricar los ojos. Una sugerencia es usar gotas lubricantes.

2- Regular el brillo y el contraste de la pantalla

Es recomendable ajustar el brillo del monitor para que sea más brillante que la luz ambiental. En cuanto al contraste, lo mejor es la escritura negra sobre fondo blanco.

3- La regla 20-20

Los oftalmólogos sugieren tomar un descanso de 20 segundos cada 20 minutos y mirar algún objeto que esté lejos, preferentemente a una distancia de cinco metros.

4- Evade los reflejos

Intenta evitar reflejos en la pantalla, especialmente los provenientes de ventanas y luces superiores.