Publicado el 24 mayo, 2017

¿Qué es la fibra y por qué es beneficiosa para la salud?

Tony Hisgett (CC) Flickr

La fibra dietética es aquella parte de las frutas, vegetales, granos y legumbres que el organismo humano no puede digerir o absorber, de acuerdo a la Clínica Mayo de Estados Unidos. Se encuentra exclusivamente en los alimentos provenientes de las plantas, por lo tanto, la carne, el pescado y los productos lácteos no contienen fibra. A diferencia de la proteína y los carbohidratos, ésta pasa relativamente intacta a través del sistema digestivo.

Existen dos tipos de fibra: la soluble y la indisoluble. La primera se disuelve en agua y forma una especie de gel y se ha demostrado que tiene la capacidad de disminuir el colesterol de la sangre y los niveles de glucosa. Se encuentra en alimentos como la avena, arvejas, porotos, frutas cítricas y zanahorias.

Por su parte, la fibra indisoluble ayuda a promover los movimientos intestinales ya que absorbe agua haciendo más expedito el tránsito intestinal. Nueces, cereales y semillas son ricos en este tipo de fibra.

A continuación, pasaremos a revisar algunos de los beneficios para nuestro organismo de consumir alimentos que contengan fibra.

1- Ayudaría a controlar el peso

Los alimentos altos en fibra producen más saciedad, por lo cual las personas tienden a comer menos cantidad y, por lo general, aportan menos calorías que los alimentos procesados, según señala la Clínica Mayo.

2- Aliviaría la constipación

De acuerdo al sitio LiveStrong, ambos tipos de fibra favorecen el sistema digestivo. La indisoluble añade volumen a las deposiciones y actúa como un cepillo que pasa limpiando los intestinos. A su vez, la soluble absorbe agua y adquiere una consistencia de gel que ablanda las deposiciones, según indica AuthorityNutrition.

3- Podría controlar los niveles de azúcar en la sangre

La fibra sería capaz de reducir la tasa de absorción de azúcar en la sangre, indica el Centro Médico de la Universidad de California, en San Francisco. Además, cuando se consumen alimentos ricos en fibra –como porotos- el azúcar que éstos contienen se absorbe más lentamente por el organismo, lo cual ayudaría a evitar alzas rápidas en los niveles de glucosa.