Publicado el 11 abril, 2017

¿Por qué es recomendable consumir chocolate con moderación?

Somewhere in the world today (CC) Flickr

Una de las cosas favoritas de los niños durante Semana Santa es buscar y comer coloridos huevitos de chocolate. Sin embargo, a veces el conejito ha sido demasiado generoso y muchos terminarán disfrutando esos huevitos por semanas.

De acuerdo a la Universidad de Harvard el cacao, ingrediente con el cual se prepara el chocolate y que resulta de tostar las semillas del fruto, sería favorable para la salud, principalmente porque es alto en antioxidantes. Sin embargo, el chocolate es una golosina que resulta al añadir azúcar, leche y otros ingredientes al polvo de cacao y, como toda golosina, se recomienda consumirlo con moderación.

La Universidad de Harvard señala que, dentro de las opciones disponibles en el mercado, el chocolate amargo sería la más saludable y, mientras más alto sea su porcentaje de cacao (70% o más), tendría más beneficios para el organismo. La opción menos saludable de todas sería el chocolate blanco, el cual se prepara con la grasa del cacao, leche, azúcar y saborizantes, y su contenido de antioxidantes sería nula.

Según AuthorityNutrition, 100 gramos de chocolate amargo aportarían:

  • 11 gramos de fibra.
  • 67% de la dosis diaria recomendada (DDR) de hierro.
  • 58% de la DDR de magnesio.
  • 89% de la DDR de cobre.
  • 98% de la DDR de manganeso.

Sin embargo, esos 100 gramos de chocolate amargo también añadirían 600 calorías y azúcar.

Algunos de los riesgos que podría acarrear el consumo de chocolate en exceso:

1- Subir de peso

Como mencionamos anteriormente, el chocolate es rico en calorías lo cual puede llevar a un aumento de peso. Y no está de más recordar que el sobrepeso ha sido vinculado a varias complicaciones a la salud como problemas al corazón, diabetes y presión alta.

2- Alto contenido de azúcar

Muchas de las ofertas de chocolate disponibles en el mercado son altas en azúcar, ingrediente que se asocia con el riesgo de sufrir caries, problemas de encías y también diabetes.

3- Complicaciones estomacales

El chocolate es un alimento ácido que podría producir acidez, reflujo o inflamación de úlceras estomacales. Además, contiene cafeína la cual empeoraría los síntomas de quienes sufren de colon irritable.