Publicado el 8 junio, 2017

Higiene y salud: ¿Cuáles son los lugares de la cocina con más presencia de gérmenes?

JMacPherson (CC) Flickr
JMacPherson (CC) Flickr

Cuando hablamos de gérmenes, uno de los lugares que primero se nos viene a la mente probablemente sea los baños públicos. Sin embargo, estos microorganismos responsables de enfermedades también están presentes en espacios menos obvios como la cocina de la casa.

De hecho, un estudio realizado por la Fundación Nacional de Sanidad de Estados Unidos (NFS por sus siglas en inglés) concluyó que era el lugar con más gérmenes en el hogar.

Irónicamente la investigación reveló que el artículo más contaminado de todos era la esponja de la cocina, la que se usa con el objetivo de limpiar la loza y mesones: “Las esponjas atrapan bacteria durante el proceso de limpieza y no son desinfectadas debida o regularmente antes del siguiente uso. Además, usualmente están húmedas y son dejadas en áreas mojadas o cerca el lavadero, condiciones óptimas para el crecimiento de gérmenes. Sus rincones y grietas son perfectos para la multiplicación de microorganismos”, explicó el doctor Rob Donofrio, director de microbiología del NFS y autor del estudio.

Aparte de la esponja, otros lugares de la cocina donde se acumulan gérmenes son el lavaplatos, los mesones y la tabla de picar. Si bien es cierto que se trata de espacios y artefactos que son limpiados frecuentemente, el problema está en el método, ya que no siempre se los desinfecta debidamente.

A continuación, revisaremos algunos consejos de la NFS para eliminar las bacterias presentes en dichos lugares:

1- Esponja de la cocina

Se recomienda colocar la esponja en el microondas por dos minutos, una vez al día y reemplazarla al menos cada dos semanas.

2- Lavaplatos

Para limpiar esta área se sugiere utilizar un producto desinfectante, en vez de sólo agua porque ésta no elimina bacterias.

3- Mesones

La NFS recomienda limpiar dichas superficies a diario, antes y después de cocinar. Para esto se sugiere usar una mezcla de agua caliente y jabón, enjuagar con agua limpia y aplicar una solución desinfectante.

4- Tabla de picar

Lavarla con agua caliente y jabón después de cada uso, enjuagarla y aplicar un desinfectante.

Con estas sencillas medidas podremos proteger la salud de nuestra familia, reduciendo el riesgo de contraer enfermedades.