Publicado el 17 enero, 2017

Consejos para elegir un buen bloqueador solar

Shélin Graziela (CC) Flickr

Al momento de escoger un protector solar, no sólo hay que considerar el Factor de Protección Solar (FPS), sino que también hay otros elementos a tomar en cuenta. Por su parte, un estudio realizado por la Northwestern University de Estados Unidos, reveló que sólo un 43% de los pacientes entrevistados sabía lo que significaban los valores del FPS y sólo un 7% tenía claro en qué debía fijarse al mirar las etiquetas del producto.

El peligro de la exposición a los rayos del sol tiene su origen en dos tipos de radiaciones dañinas: la de los rayos UV-A que se asocia con la aceleración del envejecimiento de la piel y la UV-B que se relaciona con las quemaduras. Ambas aumentan el riesgo de desarrollar cáncer a la piel.

A continuación te mostramos un listado con algunos puntos en los que es recomendable fijarse cuando se elige un protector solar.

1- Amplio espectro

Un detalle que es bueno saber es que el FPS cuida sólo de los rayos ultravioleta B, es decir de las quemaduras. Si bien los UV-A no son los que dejan rojo, atacan la piel de manera silenciosa penetrando en las capas profundas y promoviendo el envejecimiento temprano. Para cuidarse de los dos tipos de UV hay que escoger un bloqueador cuya etiqueta señale que es de amplio espectro (broad-spectrum en inglés o que indique que sirve para UV-A y UV-B).

2- FPS 30 o más

Se tiende a pensar que un número más alto de FPS protege más, sin embargo no se trata de algo proporcional: el factor 30 –por ejemplo- no cuida el doble que el 15. Para entender esto, el sitio Webmd explica que el FPS 15 filtra el 93% de los rayos UV-B, el 30 un 97% y el 50 un 98% (ninguno lo hace ciento por ciento).

El sitio Skincancer, especializado en cáncer de piel, recomienda un factor 15 si se va a estar afuera sólo unos pocos minutos al día y un FPS 30 o superior si la exposición al sol será prolongada. Además, los expertos indican que es importante aplicarlo en cantidades generosas y repetir el proceso cada dos horas.

3- Resistente al agua

Si se quiere usar un protector para bañarse o para alguna actividad física en la que se va a sudar, es recomendable escoger un producto que sea resistente al agua. En ese caso, el FPS se mantiene en el cuerpo por 40 minutos si se está en una piscina (los más resistentes pueden durar hasta 80 minutos). De todas maneras, es importante re aplicarlos una vez que se sale del agua.

4- Fecha de expiración

Los protectores caducan, por lo tanto hay que revisarles la fecha, ya que algunos de los ingredientes pueden degradarse con el paso del tiempo y no ser efectivos.

5- Para los niños

La piel de niños y bebés es más delicada que la de los adultos, por lo que algunos ingredientes pueden ser muy fuertes para ellos como el ácido para-aminobenzoico (PABA) y el oxibenzona. El sitio Skincancer recomienda preferir productos que contengan zinc y titanio, porque no poseen químicos que pueden irritar la piel, sin embargo estos son los elementos que a veces dejan blanco.

Algunos padres encuentran más fácil utilizar protectores en espray, porque son más rápidos de aplicar. Eso sí, es importante no rociarlos directo en la cara, sino que primero ponerlo en las manos y luego esparcirlo en el rostro del niño. Además no es recomendable aplicar bloqueador a guaguas menores de 6 meses, sino que lo preferible es mantenerlas en la sombra.

6- Personas de piel sensible o alergias:

Es aconsejable que prefieran los productos para niños que contienen menos químicos y evitar ingredientes como alcohol, fragancias o preservantes.

7- Piel grasa:

Para las personas que sufren de acné es beneficioso optar por fórmulas en gel (que usualmente incluyen alcohol) y evitar cremas aceitosas.

Te invitamos a leer también 5 consejos para aplicar correctamente un protector solar.