Publicado el 30 enero, 2017

Conoce 5 beneficios de comer guindas y cerezas

Isabel Eyre (CC) Flickr
Isabel Eyre (CC) Flickr

Una de las bondades del verano es la gran variedad de frutas a disposición, las cuales no sólo ayudan a refrescarse en los días de calor, sino que además constituyen un snack perfecto, rico en nutrientes y bajo en calorías. Una de las opciones existentes son las cerezas, que poseen fibra, Vitamina A y C, proteína y una taza de ellas tiene 90 calorías, de acuerdo al Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Pero eso no es todo: las cerezas y las guindas pueden ayudar con diversos aspectos de la salud, como el bienestar del corazón y articulaciones; promoverían un mejor dormir y podrían tener la capacidad de prevenir enfermedades. A continuación, revisaremos algunos de estos beneficios.

1- Ayudarían a dormir mejor

Un estudio publicado en el Natural Medicine Journal reveló que el jugo de guindas incrementaría el tiempo total de sueño y la eficiencia del descanso, incluso reduciría el insomnio. Los participantes de la investigación bebieron 30 ml de jugo de guindas 30 minutos después de despertar y 30 minutos antes de la cena, logrando dormir más profundamente.

Esto se debe a que dicha fruta es una de las pocas fuentes naturales de melatonina, una hormona que ayuda a controlar el ciclo del sueño: “La melatonina presente en el jugo de guindas ácidas es absorbida eficazmente y utilizada por el cuerpo entregando un efecto que podría competir con los suplementos de melatonina”, según afirmó Glyn Howatson, autor del estudio, al sitio Eating Well.

2- Podrían aliviar los síntomas de la artritis y la inflamación

Este tipo de fruta es rico en antioxidantes que ayudarían en el tratamiento de la osteoartritis y la artritis reumatoide, disminuyendo el dolor que conllevan estas enfermedades. Un estudio realizado por el Departamento de Ciencia y Salud de la Universidad de Oregón, Estados Unidos, analizó a 20 mujeres entre 40 y 70 años de edad con osteoartritis, cuyos resultados concluyeron que, al beber jugo de guindas ácidas, dos veces al día y por tres semanas, se redujo significativamente la inflamación que padecían.

3- Es posible que disminuyan la frecuencia de los ataques de gota

Para quienes sufren ataques de gota – una de las formas más dolorosas de artritis que ocurre cuando se acumula demasiado ácido úrico en el cuerpo- consumir cerezas podría ayudarlos a reducir la recurrencia de esta enfermedad. Así lo determinó un estudio publicado por el Colegio de Reumatología de Estados Unidos, que concluyó que pacientes con gota que consumieron guindas, media taza hasta tres veces al día y en un periodo de dos días, bajaron en un 35% el riesgo de ataques.

4- Disminuirían los dolores musculares después de hacer ejercicio

Un estudio publicado en la revista de la Sociedad Internacional de Nutrición del Deporte, analizó a corredores de maratón que bebieron jugo de guindas o placebo dos veces al día por una semana, antes del día de una carrera.

El grupo que bebió jugo de guindas experimentó menos dolores musculares después de correr, que aquellos que tomaron el placebo.

5- Regularían la presión sanguínea

De acuerdo al sitio EatingWell, las cerezas son una buena fuente de potasio (una taza aportaría con un 9% de la dosis diaria recomendada de ese mineral), el cual ayudaría a equilibrar los fluidos del cuerpo y contrarrestaría los efectos del sodio que eleva la presión sanguínea, disminuyendo los problemas de hipertensión.