Publicado el 18 mayo, 2017

Aprende sobre los riesgos de frotarse los ojos

Stefanos Kofopoulos (CC) Flickr

Frotarse los ojos es una costumbre bastante común y, aunque produzca una sensación agradable, especialmente cuando ha bajado el cansancio, nos quitamos los lentes de contacto o nos atacan las alergias; no es del todo inofensiva. De hecho, esta acción presenta serios riesgos, los cuales generalmente se desconocen, pero que incluso pueden traer daños irreparables.

De acuerdo al sitio VisionEyeInstitute de Australia, un masaje ocular corto y suave podría estimular la secreción de lágrimas y ayudar a lubricar los ojos secos y remover partículas de polvo. Sin embargo, la mayoría del tiempo, el frotarse los ojos traería más daños que beneficios.

1- Infecciones

Las manos es uno de los lugares del cuerpo con mayor presencia de gérmenes, por lo cual tocarse los ojos sin habérselas lavado podría contaminarlos y causar enfermedades como conjuntivitis e incluso aumentar el riesgo de contraer un refrío.

Y si lo que se busca al frotarse los ojos, es aliviar la picazón causada por las alergias la verdad es que dicha acción liberaría más histamina en los sensibles tejidos, resultando en una mayor irritación, de acuerdo al sitio de Silverstein Eye Centers.

2- Daño a la córnea

Muchas veces, cuando ingresa un objeto extraño en los ojos nuestro instinto inmediato es frotarlos para intentar removerlo, sin embargo, se trataría del método menos efectivo. De hecho, esta acción podría tener como resultado provocar un rasguño en la córnea. Por esta razón, lo que se recomienda es utilizar lágrimas artificiales.

3- Podría agravar un problema de visión ya existente

Según señala el sitio VisionEyeInstitute, frotarse los ojos es especialmente riesgoso para personas que ya sufren de alguna condición como, por ejemplo, miopía progresiva, ya que dicha acción podría empeorarles su visión. En cuanto a quienes padecen glaucoma, este hábito produce mayor presión en el ojo, lo cual interrumpe el flujo sanguíneo pudiendo provocar un daño en el nervio e incluso pérdida de visión.

4- Círculos negros alrededor de los ojos

Una de las cosas que los tratamientos de belleza buscan combatir es el oscurecimiento de la piel alrededor del ojo, ya que nos da una apariencia de cansancio o enfermedad. Si bien esto puede ser causado por alergias, uso de tabaco o alcohol y un consumo alto de sal en la dieta, también podría tener su origen en un constante frotamiento de los ojos.

La razón es que los vasos sanguíneos alrededor de éstos son pequeños y frágiles y se pueden romper fácilmente produciendo un oscurecimiento de la piel, según reporta Silverstein Eye Centers.

5- Ectasia corneal

Lo más preocupante, es que frotarse los ojos bruscamente y de manera frecuente puede derivar en un adelgazamiento de la córnea, la cual se debilita y toma una forma cónica e irregular debido a la alteración de su estructura interna. Esta condición se llama ectasia corneal, la cual produce una pérdida progresiva de visión.