Publicado el 10 marzo, 2017

Aprende algunas medidas a tomar en caso de sufrir lesiones oculares

Pete (CC) Flickr
Pete (CC) Flickr

Los ojos son sumamente delicados y podrían dañarse incluso por pequeñas partículas que rasguñen su superficie. Algunas de estas lesiones, como cortes, requieren tratamiento médico inmediato, incluso cirugía para evitar pérdidas de visión. Lesiones menores, en cambio, pueden ser tratadas en casa. A continuación, revisaremos algunas de las situaciones a las que nos podemos enfrentar y cuáles recomendaciones seguir.

1- Objeto extraño

Usualmente los ojos son capaces de eliminar la basura que les puede entrar gracias al lagrimeo, por lo tanto, no se necesita tomar ninguna acción a menos que el objeto no salga por sí solo.

En ese caso es importante evitar que la persona se frote los ojos. Según reporta el sitio HealthLine, es recomendable levantar el párpado gentilmente y mover los ojos en forma circular. La siguiente medida sería enjuagar los ojos con abundante agua manteniéndolos abiertos y repetir los pasos hasta que se elimine el objeto.

Si existe dolor, lo mejor es consultar con un médico para que éste pueda revisar si no se produjeron rasguños.

2- Golpes en el ojo

Si la persona se ha golpeado el ojo, se recomienda aplicar una compresa fría, pero sin presionarla y mantener la cabeza elevada para evitar que se produzca inflamación, de acuerdo al sitio EverydayHealth. Se sugiere no utilizar hielo de manera directa sobre la piel, sino que utilizando un paño limpio.

Si bien los golpes menores pueden ser tratados en el hogar, es importante monitorear el ojo para detectar signos de una lesión mayor. Por esta razón, se recomienda visitar a un médico si se experimentan cambios de visión, drenaje, dolor persistente, sangrado de la esclerótica (parte blanca del ojo) y cualquier otra anomalía.

3- Corte en el ojo o un objeto enterrado

Ante la presencia de este tipo de lesión lo recomendable es buscar atención médica inmediatamente. De acuerdo al sitio EverydayHealth, si el ojo o el párpado tienen un corte o algo enterrado, no se debería lavar el ojo ni intentar remover lo que está incrustado ya que se podría provocar más daño.

Se sugiere evitar frotarse los ojos y la piel alrededor de éstos y protegerlos usando un protector de ojos rígido (de acuerdo a sitios especializados, se podría cortar un vaso de cartón y usar la mitad inferior), no aplicar presión sobre el ojo y dirigirse a un centro médico rápidamente.

4- Quemaduras por productos químicos

Al manipular productos químicos, como por ejemplo los de limpieza para el hogar, existe el riesgo de salpicarse los ojos o de pasarse por ellos las manos contaminadas con dichos elementos.

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, en estos casos es importante enjuagar los ojos con agua limpia lo más pronto posible, permitiendo que ésta corra por ellos por unos 15 minutos, tratando de mantenerlos abiertos. Si el químico salpicó los dos ojos o partes del cuerpo, se sugiere tomar una ducha.

Si se está usando lentes de contactos y éstos no se salieron luego de enjuagar con agua, se sugiere removerlos y volver a enjuagar.

Este tipo de lesión requiere de atención médica inmediata, ya que algunos productos pueden causar un daño permanente en la córnea.