Publicado el 2 junio, 2017

4 errores comunes a la hora de intentar bajar de peso

Tom Sens (CC) Flickr
Tom Sens (CC) Flickr

Todos sabemos que perder peso no es una tarea fácil: requiere de constancia, esfuerzo, dedicación y mucha fuerza de voluntad. Es común, además, que seamos seducidos por alguna dieta o producto de moda que promete disminuir nuestra cintura en tiempo récord. El problema es que no siempre se trata de métodos saludables y podemos incluso poner en riesgo el bienestar de nuestro organismo.

A continuación, revisaremos algunas acciones que los expertos recomiendan evitar a la hora de decidirse a bajar de peso, ya que podrían ser perjudiciales para el bienestar general.

1- Dietas que prometen una baja rápida en poco tiempo

De acuerdo a la Clínica Mayo, de Estados Unidos, las dietas extremas exigen esfuerzos extraordinarios de ejercicios y de bajo consumo de calorías, los cuales podrían ser dañinos para la salud, siendo además difíciles de mantener como cambios permanentes en el estilo de vida. Por otro lado, una baja rápida no ayudaría a reducir tanta grasa como sí se lograría con una dieta más moderada, porque lo que se pierde sería más agua y tejido magro, debido a que es difícil disminuir grasa en un periodo corto.

Según confirma la clínica, lo recomendables es perder no más allá de 400 a 900 gramos a la semana. Aunque esta tasa de pérdida parezca lenta, permitiría seguir disminuyendo kilos a largo plazo.

2- Usar suplementos

No siempre los suplementos alimenticios son seguros para la salud o efectivos para bajar de peso. Por esta razón, antes de hacer la prueba, lo recomendable es siempre consultar con un doctor y confirmar su efectividad y si no son riesgosos.

El sitio FitDay advierte que los suplementos o pastillas contienen altas dosis de diuréticos y cafeína, aumentando el esfuerzo del corazón, los riñones y las glándulas suprarrenales. Además, podrían causar dolores de cabeza y ansiedad.

3- Saltarse comidas

De acuerdo a FitDay, ésta podría ser una de las peores maneras de intentar bajar de peso, ya que al final lo que se consigue es que el cuerpo almacene más grasa y que disminuya el metabolismo. Cuando además se reducen las calorías que se consumen de manera extrema, el organismo no recibe la cantidad necesaria de nutrientes para mantenerse saludable.

Te invitamos a leer Conoce algunas consecuencias de no tomar desayuno.

4- Ejercicio extremo

Hacer ejercicio es beneficioso para la salud y, por cierto, un aliado a la hora de reducir algunos kilos. Pero cuando la actividad física se lleva al extremo, aumenta el riesgo de lesionarse y deshidratarse, así como también de producirse un desgaste severo, según reporta WebMd.

La Asociación Americana del Corazón recomienda realizar al menos 30 minutos de ejercicio de moderada intensidad, 5 veces a la semana o bien 20 minutos a alta intensidad, 3 veces por semana.