Publicado el 13 octubre, 2017

3 cosas que tal vez desconocías que pueden dañar tus dientes

16thletter en Flickr (cc)

Los dientes son una parte vital de nuestro cuerpo, pues nos permiten masticar los alimentos para que podamos procesarlos.

En ocasiones a algunos nos puede resultar difícil cuidarlos, pues hay muchos hábitos o alimentos que pudiesen dañarlos. Para conocer más sobre el cuidado diario de los dientes, te invitamos a leer nuestra nota Cepillado de dientes: conoce 6 consejos para tener una buena dentadura.

No obstante, hay ciertas cosas que pueden afectarlos más gravemente que otras, y que a veces no sabemos que pueden ser dañinas. A continuación, te contamos tres de ellas:

1- Gomitas comestibles

Los alimentos dulces en general dañan los dientes más que otras comidas, debido al azúcar que contienen, pero de estos, uno de los peores serían las gomitas comestibles.

La razón, explica el portal de salud WebMd, es que estos caramelos se pueden pegar en los dientes, provocando que azúcar y ácidos se mantengan en contacto con el esmalte por horas y potencien la aparición de caries.

2- Morder lápices

Hay personas que tienen la costumbre de morder sus lápices para liberar ansiedad o sólo por costumbre, pero este hábito puede dañar bastante los dientes, debido a que la superficie dura de estas herramientas puede provocar que aparezcan grietas en las muelas y/o eventualmente se quiebren, de acuerdo a WebMd.

Morder otras cosas duras también puede perjudicar la dentadura, como el hielo.

3- Estrés

El estrés o cansancio extremo es un trastorno grave que afecta cada vez a más personas. No obstante, no sólo sería riesgoso para la salud mental. Los especialistas creen que también podría perjudicar a la dentadura.

No se ha logrado determinar con exactitud por qué el estrés afecta a los dientes, pero existen dos teorías al respecto, según explicó Evangelos Papathanasiou, académico de la Universidad de Tufts (Estados Unidos), al periódico español ABC.

La primera indica que cuando alguien estaría muy estresado, aumentaría la producción de la hormona cortisol. Ésta suele disminuir la inflamación, “pero cuando se produce periféricamente en las encías parece estimular la inflamación y, por lo tanto, promover la periodontitis “, dice el odontólogo.

La periodontitis se da cuando no se trata a tiempo la gingivitis (inflamación de las encías). En esos casos, se infectan los ligamentos que sostienen los dientes, lo que puede resultar en la pérdida de algunas piezas dentales.

La segunda causa que se postula es que cuando alguien está pasando por momentos emocionales difíciles, podría tender a descuidar su higiene dental, al mismo tiempo en que comenzaría a preferir comidas y bebidas menos saludables. Esta situación puede provocar que se incrementen las bacterias en la boca.

Estas son algunas de las cosas que pueden dañar tus dientes y que tal vez desconocías, por lo que si quieres evitar correr riesgos innecesarios, te invitamos a tratar de dejar estos hábitos o no caer en ellos. Además, te contamos que los dientes no son la única parte de la boca sobre la que debemos preocuparnos: nuestras encías también requieren cuidados. Para conocer más al respecto, puedes visitar nuestra nota 4 consejos para tener encías más sanas.