Publicado el 1 febrero, 2019

Verano seguro: consejos para prevenir riesgos a la salud cuando nos bañamos en piscinas

Pexels (cc0)

Las piscinas son una de las grandes protagonistas del verano, pues nos ayudan a capear el calor tanto en la ciudad como cuando nos vamos a vacacionar.

Y para que no se arruine la diversión, hay ciertas medidas que puedes tomar cuando vas a bañarte a una piscina, de modo de cuidar nuestra salud y la de los demás.

1- Intenta ducharte antes de bañarte en una piscina
Cuando entramos a la piscina sin habernos duchado justo antes, llenamos el agua de polvo, sudor, bloqueador solar, maquillaje y otros compuestos que pueden estar en nuestra piel, explica Chris Wiant, presidente de la ONG Water Quality & Health Council, en entrevista con el portal estadounidense US News.

2- No uses la piscina como baño
Muchas personas suelen orinar en la piscina, algo que puede traer muchos riesgos para la salud de quienes se bañan allí. La razón es que la orina contiene amoníaco, el cual forma un químico llamado cloramina al entrar en contacto con el agua de la piscina.

Esta cloramina no es tan efectiva en matar bacterias como el cloro, así que puede promover la transmisión de enfermedades en el agua, afirma Tom Lachocki, doctor estadounidense en Química, en entrevista con US News.

3- No uses la piscina si tienes o tuviste diarrea
Lachocki añade que no es recomendable que se bañen en una piscina quienes están sufriendo de diarrea, o la tuvieron en los últimos días, debido a que esa condición es causada por un germen llamado criptosporidio.

Dicho germen es resistente al cloro y puede sobrevivir en el agua de una piscina por varios días, pudiendo contagiar a otras personas.

Para prevenir, Lachocki aconseja que quienes pasaron por uno de estos episodios, no se bañen en una piscina por al menos dos semanas.

4- Intenta no usar la piscina si tienes una herida abierta
Si tienes una herida abierta, puede ser recomendable que no te bañes en una piscina, a menos que puedas evitar que la lesión entre en contacto con el agua.

Esto porque los gérmenes que puede haber en la piscina podrían entrar a tu organismo por medio de esa herida, explica el doctor Michael Beach a US News.

Es más, el profesional descarta totalmente que el cloro que hay en las piscinas pueda ayudar a ‘desinfectar’ las heridas.