Publicado el 12 abril, 2019

Remedios naturales que podrían ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia

Ginseng | Pixabay (cc0)

La menopausia le ocurre a la mayoría de las mujeres entre los 40 y los 50 años, y consiste en ese momento en que se detienen por completo las menstruaciones y, por lo tanto, la mujer deja de ser fértil.

Cuando llega la menopausia, pueden comenzar a sentirse diversos síntomas que podrían afectar la calidad de vida de uno. Algunos de ellos son que se pueden tener sofocos o bochornos, sudoración excesiva, aumento del vello facial, problemas para dormir, incontinencia urinaria, sequedad vaginal y cambios bruscos de ánimo, informa el portal de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH)

El tratamiento médico más conocido para aliviar el impacto de la menopausia en uno es una terapia hormonal, pero también existen algunos remedios naturales que podrían ayudar a disminuir algunos síntomas específicos.

Uno de ellos es la hierba de Cohosh negro, también conocida como cimífuga, que es nativa de Estados Unidos y Canadá. Allí, es bastante popular como remedio natural para aliviar los síntomas de la menopausia en general.

El problema es que no se ha comprobado que de verdad ayude en estos casos, pues hay muy poca investigación científica al respecto. Un análisis publicado en 2010 revisó las pocas indagaciones realizadas y llegó a la conclusión de que tal vez la hierba podría aliviar los sofocos, pero que faltan más estudios para verificarlo.

Sobre el mismo tema, NIH detalla que “no se ha comprobado que la cimicifuga racemosa (black cohosh) reduzca los sofocos, pero algunas mujeres dicen que ayuda”.

Por otra parte, una segunda planta que podría ayudar es el ginseng, que es utilizado en la medicina tradicional china. Éste es famosos por sus propiedades sedantes, por lo que puede ayudar a conciliar el sueño. Estas cualidades han sido comprobadas por estudios, como uno de académicos de la Universidad Kwandong (Corea del Sur), publicado en 2013.

Además, podría ayudar con los cambios de humor, detalla NIH.