Publicado el 27 julio, 2018

Recomendaciones que pueden ayudarte a aliviar el dolor de espalda durante el embarazo

Pixabay (cc0)

El embarazo puede ser una etapa muy bonita en la vida de las mujeres, y como en muchas otras ocasiones, también requiere de tomar algunos cuidados para que llegue a buen término.

Una de las dificultades que tal vez podrían tener las mujeres durante este período, es que comiencen a sentir dolor de espalda por el aumento del peso, a medida que la guatita crece.

Algunas zonas donde podría presentarse dolor, según explica la clínica Las Condes, son en la parte baja de la espalda (dolor lumbar), aproximadamente a la altura de la columna; dolencia que irradia hacia las piernas; y/o en la zona pélvica, que puede llegar hasta el muslo.

1- Puedes practicar yoga
Hacer ejercicio durante el embarazo puede contribuir a que disminuyan los dolores musculares. En ese sentido, una disciplina que puedes practicar es el yoga, la cual es ideal para promover la relajación y mantener la flexibilidad.

Asimismo, según un estudio realizado en la India, el yoga también puede ayudar a que el bebé tenga mejor peso al nacer, que el parto sea más expedito y a reducir los riesgos de presión arterial.

2- Postura al caminar y sentarse
Para aliviar dolencias, mantener una buena postura al caminar y al permanecer sentada puede embarazo dolor de espaldaser vital.

Al respecto, el portal especializado Guía Infantil aconseja mantener la espalda derecha y la cabeza erguida al caminar, tratar de distribuir el peso en las dos piernas y, si se está mucho tiempo parada, tratar de apoyar una pierna en alguna silla o piso.

Al estar recostada, recomienda mantener la espalda pegada a la silla, con los pies apoyados en el suelo y sin cruzar las piernas.

3- Posición al dormir
La postura que tengamos al dormir también puede influir en los dolores. En ese sentido, Guía Infantil indica que podría ayudar el acostarse de lado, lo cual podría favorecer la circulación y evitar hinchazón.

4- Zapatos cómodos
Otro aspecto en el que podrías fijarte es en los zapatos que escojas: los tacones siempre pueden resultar perjudiciales para la espalda, incluso para mujeres que no estén embarazadas, por lo que podrías tratar de evitarlos.

En lugar de ello, podrías escoger otros modelos que sean de suela más cómoda y con el menor taco posible, aconseja el portal de vida sana Mejor con salud.