Publicado el 1 agosto, 2017

Qué puede provocar los “ojos llorosos” y cuándo acudir al médico

Lucky linda en Flickr (CC)
Lucky linda en Flickr (CC)

Una situación que para muchos es desagradable, es cuando los ojos comienzan a aguarse y desprender algunas lágrimas sin explicación aparente.

Algunos utilizan fármacos, como las famosas “gotitas”, para ayudar a eliminar el rojo en los ojos, pero ¿es esta la solución más indicada? Antes de automedicarse, a veces lo mejor sería intentar identificar qué está provocando la irritación y ver si se requiere asistencia médica profesional.

Para ayudarte en eso a continuación, te contamos de algunas situaciones que podrían estar provocando que tus ojos se enrojezcan:

Alergia

Una posible explicación a esta situación es que estés siendo afectado por alguna alergia. El cuerpo humano puede desarrollar alergias a lo largo del tiempo, después de exponerse continuamente a sustancias extrañas.

Estas pueden ser, por ejemplo, gases tóxicos que se encuentren cerca de tu hogar o en el trabajo. También pueden ser cosas particulares dentro de tu casa, como los pelos de tu mascota o el humo que sale de cigarrillos o inciensos.

Si crees que esto puede ser el origen, te recomendamos acudir a tu médico de preferencia y consultar.

Cansancio

La constante exposición a pantallas electrónicas, como las del celular o del computador, la lectura masiva de textos, enfocar y desenfocar distintos objetos, son algunas de las situaciones que pueden provocar cansancio a la vista. Si a lo anterior le sumamos pocas horas de sueño, el cuadro puede ser desalentador.

Una de las recomendaciones que podemos darte es que no sobre exijas a tu vista, y busca técnicas para aliviar la tensión.

Por ejemplo, una opción para disminuir el cansancio es intentar utilizar la técnica 20-20, que consiste en que cada vez que pases alrededor de 20 minutos frente a una pantalla electrónica, distraigas la vista mirando otros objetos durante unos 20 segundos.

Problemas médicos de visión
En el peor de los casos, los ojos llorosos pueden tener su origen en problemas oculares que deberán ser diagnosticados y tratados por un médico especialista. Este puede ser el caso si, por ejemplo, ya has tenido alguna experiencia con visión borrosa o dificultad al leer a ciertas distancias.

Si este es el caso, tu mejor opción puede ser agendar una consulta con un oftalmólogo y así revisar qué tipo de problema puedes tener.

Vejez

El paso de los años puede hacer que la visión se deteriore, pues el líquido ocular podría no tener la misma calidad que antes. Eso haría que los ojos se vean más rojos de lo normal.

En casos extremos, la resequedad puede hacer que se generen heridas en los párpados, por la dificultad de estos para desplazarse. Si eso te ocurre, te invitamos a consultar a un médico, para que te recomiende el mejor tratamiento.