Publicado el 17 enero, 2018

Qué hacer en caso de una insolación

Pixabay (cc0)

El verano ya llegó a Chile, lo que quiere decir que cada vez tendremos días más calurosos debido a que el sol nos llegará de forma más directa. A su vez, esto significa que son otros los cuidados que podemos tomar para proteger nuestra salud.

Si vas a la playa y te recuestas sobre la arena toda una tarde, o si caminas por mucho tiempo desprotegido bajo el sol, corres el riesgo de sufrir una insolación o un golpe de calor.

Según el portal de la Universidad de Rochester (Estados Unidos), una insolación se produce cuando, ante la presencia de un calor intenso o humedad elevada, el sistema de enfriamiento de nuestro cuerpo comienza a fallar, permitiendo que el calor se acumule llegando a niveles peligrosos.

En esto también influyen factores como el no haber bebido suficiente líquido durante el día y sufrir una deshidratación, y el no estar acostumbrado a las altas temperaturas.

Los síntomas que se pueden presentar cuando se sufre una insolación, de acuerdo a la institución, son dolores de cabeza, mareos, desorientación o agitación, aletargamiento o fatiga, piel seca y caliente (enrojecida pero no sudorosa), temperatura corporal elevada y, en casos más graves, pérdida del conocimiento, convulsiones, latidos del corazón rápidos y alucinaciones.

Si esto te ocurre o le sucede a una persona cercana a ti, los primeros auxilios que se pueden llevar a cabo son, en primer lugar, recostar a la persona en un lugar fresco y levantar sus pies unos 30 centímetros, de acuerdo al portal Medline Plus de la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos.

Al respecto, la U. de Rochester acota que preferentemente sea un sitio que no esté al aire libre, para evitar que le llegue sol.

El segundo paso es aplicar compresas húmedas o frías, o directamente agua fresca, sobre la piel, especialmente en las zonas del cuello, la ingle y las axilas.

Al mismo tiempo se puede utilizar un ventilador, si se dispone de uno, para ayudar a bajar la temperatura corporal.

Si la persona no ha perdido el conocimiento, se le puede dar a tomar agua fresca por sorbos, pero sería aún mejor si se puede beber una bebida hidratante para deportistas o agua salada (eche una cucharadita de sal por cada litro de agua, según Medline Plus).

En el caso de calambres musculares, se pueden masajear las zonas afectadas, pero ojalá muy suavemente.

Tras aplicar estos primeros cuidados, te recomendamos acudir a un sistema de urgencia para que un especialista analice al afectado y entregue cuidados profesionales.