Publicado el 29 enero, 2018

Qué hacer cuando alguien sufre una intoxicación o envenenamiento

Pixabay (cc0)

Diversas causas pueden provocar una intoxicación en una persona, siendo las más frecuentes el tomar demasiados medicamentos que no haya recetado un especialista o en las dosis incorrectas, o inhalar o tragar productos químicos caseros o industriales.

Otras causas comunes incluyen inhalar monóxido de carbono y absorber químicos a través de la piel.

Cualquiera sea el caso, el ayudar al afectado con rapidez puede salvarle la vida, por lo que es importante saber qué hacer en estas situaciones.

Síntomas

Lo primero es comprobar si la persona está o no sufriendo una intoxicación. En ese sentido, el portal Medline Plus de la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos indica que si se sufren algunos de estos síntomas, podría ser el caso: pupilas muy grandes o muy pequeñas, latidos cardíacos rápidos o muy lentos, respiración rápida o muy lenta, boca muy seca o babeo, y dolor de estómago, náuseas, vómitos o diarrea.

Además, también se puede presentar somnolencia o hiperactividad, confusión, mala articulación del lenguaje, movimientos descoordinados o dificultad para caminar, dificultad para orinar, pérdida del control de esfínteres, dolor en el pecho, dolor de cabeza, pérdida de la visión, sangrado espontáneo y quemaduras en la boca o piel (causadas por venenos).

Varios de estos síntomas también pueden presentarse por otras patologías, pero hay que estar atento por si se tratara de una intoxicación.

Primeros auxilios

Si se cree que la persona efectivamente se envenenó, se le puede salvar la vida entregándole primeros auxilios mientras se espera la llegada de personal especializado.

La asistencia a darle dependen de qué tipo de intoxicación puede haber sufrido.

En el caso de que sea por inhalación de un gas o similar, es vital airear las habitaciones y llevar a la persona a un lugar donde pueda respirar mucho aire fresco.

Si ingirió algún medicamento o químico, Medline Plus recomienda no hacer que la persona vomite ni darle otros remedios. Por otra parte, si el paciente vomita por sí solo, es vital preocuparse de mantener sus vías respiratorias despejadas para que pueda respirar.

Cuando se trata de un químico que entró en contacto con la piel, la enfermera Alicia Díaz aconseja en Web Consultas lavar las zonas expuestas con agua abundante y no utilizar ningún tipo de neutralizante o antídoto.

Por otra parte, cuando alguien presenta una sobredosis provocada por drogas suministradas por vía intravenosa, la experta añade que la única forma de salvar al afectado es llevarlo a un recinto médico, pues se requieren antídotos específicos para tratarlo.

Y en todos estos casos ya descritos, se puede proceder a realizar reanimación cardiopulmonar si se comprueba que la persona no está respirando.