Publicado el 5 noviembre, 2018

Qué es la osteoartritis, el problema más común a las articulaciones

Rawpixel.com | Pexels (cc0)

La osteoartritis es el trastorno más común que afecta a las articulaciones, indica la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos, por lo que aquí te contamos un poco más al respecto.

Esta enfermedad es un tipo de artritis, el cual se diferencia del resto porque suele ser causado por dos razones: envejecimiento o como consecuencia a largo plazo tras una lesión.

Suele presentarse con más frecuencia en personas mayores, esdpecialmente mujeres de más 55 años. Antes de esa edad, las cifras de afectados son equitativas entre ambos sexos.

La razón de que sea más común en la vejez es que esta condición es causada por el desgaste del cartílago, que es el tejido elástico que protege los huesos de las articulaciones y, por consiguiente, permite el movimiento.

Cuando el cartílago está desgastado o se rompe, los huesos se rozan y ahí pueden comenzar a doler las articulaciones, se inflaman y pueden sentirse más rígidas.

Además de la edad y las lesiones, la obesidad puede ser otro factor que aumente las probabilidades de sufrir esta patología. Según la Fundación de la Artritis de Estados Unidos, el exceso de peso corporal puede acelerar el desgaste de los cartílagos de las rodillas, provocando que aparezca esta condición.

Asimismo, hay quienes pueden tener más riesgo de tener osteoartritis debido a su ocupación. Hablamos, por ejemplo, de los deportistas, que suelen utilizar demasiado determinadas articulaciones, provocando que se desgasten, o pueden padecer lesiones que generen problemas a futuro.

También existe un factor genético: esta enfermedad puede ser heredada entre integrantes de una familia.

¿Cómo puedo saber si tengo osteoporosis? Si cumples con alguno de los factores anteriores y comienzas a sufrir dolores en las articulaciones, te cuesta moverlas y/o se te inflaman con frecuencia, puede que sea motivo para prestarle atención.

La rigidez de las articulaciones puede ser peor en las mañanas, cuando éstas aún no se “calientan”.

A veces, también pueden emitir un sonido de fricción o un crujido al moverse.

Las articulaciones que suelen verse más afectadas por esto son los dedos de las manos, el dedo gordo del pie, las rodillas, las caderas y la columna vertebral.

Lamentablemente, la osteoartritis no se puede curar, pero existen tratamientos que pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Si crees que puedes tener esta enfermedad, te recomendamos acudir a un médico reumatólogo.