Publicado el 29 enero, 2021

Pandemia de coronavirus ha impactado en los salarios de los trabajadores a nivel mundial

trabajadores desempleo coronavirus

Un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha revelado que la pandemia de coronavirus ha impactado negativamente en los salarios de los trabajadores a nivel mundial.

Se trata del Informe Mundial sobre Salarios 2020-2021, que concluyó que “la pandemia de covid-19 provocó que, en el primer semestre de 2020, los salarios mensuales de dos terceras partes de los países sobre los que se disponía de datos oficiales se redujeran o crecieran más lentamente”, indicó la OIT en su sitio web.

Los más afectados por esta crisis, apuntó, serían las mujeres y los empleados que tienen sueldos más bajos.

“La crisis no ha afectado del mismo modo a todos los trabajadores. Las mujeres se han visto más perjudicadas que los hombres. De las estimaciones basadas en una muestra de 28 países europeos se desprende que, sin los subsidios, en el segundo trimestre de 2020 la pérdida salarial para las mujeres hubiera sido del 8,1 por ciento frente al 5,4 por ciento para los hombres”, detalló.

Al respecto, añadió que “la crisis también ha asestado un duro golpe a los trabajadores con remuneraciones más bajas. Quienes tenían una ocupación de baja calificación perdieron más horas de trabajo que quienes ocupaban un cargo directivo o profesional mejor remunerado”.

Según los datos de 28 países europeos, sin la existencia de subsidios temporales, la mitad de los trabajadores con menores ingresos hubiesen perdido alrededor del 17,3% de su salario.

Y eso no es todo: estiman que es probable que, en el futuro cercano, continúe la presión a la baja sobre los salarios.

En ese sentido, Guy Ryder, director general de la OIT, expresó que “el crecimiento de la desigualdad a causa de la crisis de la covid-19 podría dejar un desolador saldo de pobreza e inestabilidad social y económica de enormes proporciones. Nuestra estrategia de recuperación debe centrarse en las personas. Necesitamos políticas salariales adecuadas que tengan en cuenta la sostenibilidad del empleo y de las empresas, en las que se aborden también las desigualdades y la necesidad de sostener la demanda”.

“Si queremos reconstruir pensando en un futuro mejor, también hemos de plantearnos cuestiones incómodas, como por qué con tanta frecuencia las ocupaciones de gran valor social, como la de cuidadores/as y personal docente son sinónimo de sueldo bajo”, recalcó.