Publicado el 22 marzo, 2017

Nutrición y salud: ¿Cuáles son los beneficios de consumir apio?

Mike Licht (CC) Flickr

El apio es un vegetal que pertenece a la familia de las Apiaceae, de la cual forman parte también el anís, la zanahoria, centella asiática, perejil, cilantro, hinojo, comino, entre otros. El apio es conocido por tratarse de un snack saludable que aporta pocas calorías, sin embargo, existen otras razones por las cuales es beneficioso incluirlo en la dieta.

El apio está compuesto en un 95% de agua y contiene Vitamina A, C y K (una taza entrega 37% de la dosis recomendada diaria), potasio fibra y calcio.

A diferencia de otros vegetales, el apio retiene la mayoría de sus nutrientes al hervirse. Por ejemplo, un estudio publicado en LWT – Food and Science Technology descubrió que después de hervirlo por 10 minutos, mantenía entre el 83 al 99% de sus antioxidantes.

Te invitamos también a leer Nutrición: ¿Qué sucede cuando hervimos vegetales para comerlos?

Según reporta World’s Healthiest Foods es recomendable consumir el apio durante la primera semana que se ha comprado, debido a que muchos de sus antioxidantes se van perdiendo con el pasar de los días. Por otro lado, es mejor elegir aquellos enteros en vez de los que ya están picados, porque esta acción le hace perder nutrientes.

1- Sería un buen aliado para bajar de peso

Una varilla de apio contiene cerca de 10 calorías y 1,6 gramos de fibra por taza. Según explica la Clínica Mayo, los alimentos altos en fibra tienden a producir más saciedad por periodos más largos, sin aportar demasiadas calorías extra. Esto se debería a que generan un mayor volumen en el estómago ya que la fibra absorbe agua y además tardan más en ser digeridos. Por eso,  incluir más fibra en la dieta sería una medida importante para bajar de peso, según  reporta un estudio publicado en el Annals of Internal Medicine.

2- Tendría propiedades anti inflamatorias

El apio es una buena fuente de antioxidantes (existen al menos 12 tipos presentes en él, de acuerdo a Food is Medicine) y polisacáridos, que han demostrado ser efectivos al combatir a los radicales libres que son unos de los causantes de la inflamación. Cuando ésta es crónica, puede gatillar el desarrollo de enfermedades como lupus, asma y artritis reumatoide, entre otras.

3- Mejoraría los procesos digestivos

Una taza de apio entregaría aproximadamente 6% de la dosis diaria recomendada de fibra. De acuerdo a la Clínica Mayo, la fibra no es digerida por el organismo, sino que pasa relativamente intacta a través del estómago, intestino delgado y colon y durante su paso absorbe agua, lo cual disminuiría las probabilidades de sufrir constipación, al producir deposiciones más blandas y promover la salud de los intestinos y sus movimientos.

4- Ayudaría a promover la hidratación

Como mencionamos anteriormente, el apio está compuesto por un 95% de agua, por lo que se convierte en un snack ideal para los días calurosos del verano, ya que podría ayudar a mantener los niveles de líquidos del cuerpo y disminuir el riesgo de deshidratación.

5- Podría prevenir úlceras

Un estudio publicado en el Journal of Pharmaceutical Biology, descubrió que el extracto de etanol de apio protegería las paredes del tracto digestivo previniendo la aparición de úlceras.

6- Tendría propiedades anti cancerígenas

Antioxidantes, flavonoides y fitonutrientes han sido vinculados con la capacidad de reducir el riesgo de padecer cáncer, especialmente de páncreas y mamas. Por ejemplo, un estudio publicado en Molecular Nutrition & Food Research, analizó la apigenina, un tipo de flavonoide presente en el apio, determinando que prevenía la formación de tumores en el páncreas.