Publicado el 8 marzo, 2019

Los síntomas de la apendicitis, una infección que requiere atención médica inmediata

Pixabay (cc0)

La apendicitis es una condición que está relacionada al apéndice, un órgano que es pequeño, tiene forma similar a un dedo y se ubica en la parte baja del abdomen, al costado derecho.

Éste está unido al intestino grueso, pero no se sabe cuál es su función en el cuerpo, informa MedlinePlus de la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos.

La patología es de urgencia porque, si no se trata de inmediato, puede complicarse e incluso ocasionar la muerte en un corto período de tiempo.

La razón es que la apendicitis ocurre cuando el órgano se bloquea con algún cuerpo extraño, como -por ejemplo- heces. Esto provoca una infección que desencadena una inflamación y, de no ser tratada a tiempo, puede terminar en que el apéndice se rompa.

Si eso ocurre, la infección puede propagarse a otras partes del cuerpo y ocasionar problemas en otros órganos, explica la clínica Mayo (Estados Unidos).

El tratamiento para la apendicitis es bastante conocido, pues es una de las causas más usuales de las cirugías de emergencia: en la gran mayoría de los casos, los médicos extraen el órgano de inmediato.

La excepción es si detectan que hay un absceso (una acumulación de pus) en el área, ocasiones en las cuales se pueden recetar primero antibióticos y luego realizar la operación.

Síntomas
La apendicitis puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común que se dé entre los 10 y 30 años de edad, según MedlinePlus.

Los síntomas varían dependiendo del paciente, pero hay uno que se da en casi todos los casos: un dolor persistente alrededor del ombligo o en la parte baja del abdomen, el cual puede comenzar siendo leve pero va aumentando con el paso del tiempo.

En muchas ocasiones, el dolor puede concentrarse justo sobre el apéndice, en un área conocida como punto de McBurney, pero hay que considerar que la ubicación del apéndice puede variar levemente dependiendo de la persona, así que no se trata siempre del mismo lugar.

Otros síntomas que se pueden presentar son:

-Hinchazón en el abdomen.
-Fiebre baja.
-Pérdida del apetito.
-Náuseas y vómitos.
-Estreñimiento o diarrea.
-Incapacidad para eliminar gases.

Si sientes estos síntomas, y principalmente el dolor fuerte en el abdomen, te recomendamos acudir a un hospital de inmediato.