Publicado el 26 enero, 2018

Los riesgos de consumir mucho aloe vera

Pixabay (cc0)

El aloe vera es una planta que es conocida por ser usualmente utilizada en productos de belleza, como gel y cremas, debido a que tiene propiedades cicatrizantes que ayudan a la piel.

Pero su uso no se limita a eso. En el último tiempo ha surgido una tendencia consistente en preparar jugos de aloe vera, la cual ha sido difundida en redes sociales y por medios internacionales como el canal E!

En estos casos, la parte de la planta que se utiliza es el gel, que se obtiene tras retirar la piel verde y la capa amarilla superior.

Las propiedades de consumir aloe vera, de acuerdo al portal sobre salud Live Strong, incluyen que contiene vitaminas A, C y E, ayudaría a la desinflamación y también a reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Eso sí, lo que algunos podrían ignorar es que comerlo o beberlo en exceso sería riesgoso para ciertas personas.

En primer lugar, el aloe vera es laxante, lo que quiere decir que al beberlo o comerlo de forma excesiva puede resultar perjudicial para el sistema digestivo. En ese sentido, el portal médico Webmd advierte que puede producir diarrea y dolores estomacales, además de que oscurece las paredes del colon.

Por lo mismo es que se recomienda evitarlo en quienes sufren de problemas intestinales, al riñón, hemorroides o similares.

Por su parte, la prestigiosa Clínica Mayo de Estados Unidos informa que el aloe podría incrementar el riesgo de sangramiento, así que se aconseja tener precaución en el caso de quienes puedan sufrir de enfermedades relacionadas a eso o quienes estén consumiendo drogas.

El recinto asistencial también señala que no es recomendable para quienes puedan sufrir alguna enfermedad al corazón o desequilibrios electrolíticos.

Por su parte, quienes tengan diabetes o hipoglucemia deberían consultar a un médico antes de consumir aloe vera, debido a que, como ya indicamos, baja los niveles de azúcar en la sangre. Ese efecto puede alterar severamente su tratamiento.

Finalmente, también se advierte que puede haber personas que sean alérgicas al aloe vera o que puedan tener cierto grado de sensibilidad a éste. Entre quienes suelen sufrir esto último se encuentran los que son alérgicos a plantas de la familia de las liliáceas, entre ellas el ajo, la cebolla y los tulipanes.

Ante todo esto, te invitamos a consultar con un médico antes de comenzar a consumir aloe vera, ya sea como jugo o de otra forma.