Publicado el 17 septiembre, 2018

Lo que puede ocurrir cuando comes ají demasiado picante

Moigram en Pixabay (cc0)

El ají y sus derivados están entre los condimentos favoritos de muchos chilenos, quienes disfrutan de sentir el sabor picante en sus almuerzos o snacks.

Este vegetal puede traer algunos beneficios a nuestra salud, como por ejemplo, puede ayudar a aliviar los resfriados y acelerar el metabolismo, indica la revista española Women’s Health.

No obstante, cuando el ají es demasiado picante también puede traer algunos consecuencias adversas, en especial si uno no está acostumbrado a comer ese tipo de alimentos.

Así lo explica la nutricionista Wendy Bazilian quien, en entrevista con la revista estadounidense Health, indica que con los ajíes muy picantes, el estómago podría reaccionar como si hubiese consumido alguna sustancia tóxica.

De ese modo, uno podría comenzar a presentar síntomas como náuseas y vómitos, ya que el sistema digestivo comenzaría a intentar expulsar lo dañino.

Por otra parte, “si ocurre vómito, el ácido que sube desde el estómago puede irritar el esófago”, el conducto que une la faringe con el estómago expresa la especialista.

Pese a ello, aclara que es improbable que se perfore el esófago. Esos casos son muy raros, aunque ocurren de vez en cuando. Por ejemplo, en 2016 un hombre estadounidense de 47 años hizo noticia porque le sucedió eso tras comer uno de los ajíes más picantes del mundo, el Bhut jolokia o Naga jolokia.

Otros efectos adversos que puede traer el comer ají muy picante, de acuerdo con Women’s Health, es que pueden tener un efecto laxante, debido a que contienen una sustancia llamada capsaicina que acelera el metabolismo. Y también podrían, a muy largo plazo, afectar las papilas gustativas, provocando que uno sienta menos el sabor de los alimentos.

En conclusión, si vas a disfrutar de un ají muy picante, ten en cuenta que puede que después te genere malestar estomacal.