Publicado el 1 enero, 2020

Fragata portuguesa: precauciones a tomar ante la «falsa medusa» que se halla en algunas playas chilenas

Ministerio de Salud

Las fragatas portuguesas, que suelen habitar en aguas cálidas y se pueden hallar ocasionalmente en playas de la zona norte al centro de Chile, son conocidas como “falsas medusas” debido a que lucen muy similares y alguien inexperto las podría confundir con facilidad.

Esta especie marina es altamente tóxica y puede ocasionarnos serios problemas de salud cuando sus tentáculos entran en contacto con la piel, incluso si el ejemplar ya está muerto, por lo que es de vital importancia que nos mantengamos alejados si vemos a uno en la arena o en el agua.

Los síntomas que pueden ocasionar van desde el enrojecimiento de la piel y dolores intensos, como el que se siente tras una quemadura, hasta problemas respiratorios. En casos más graves, pueden llevar a la muerte, explica el Ministerio de Salud (Minsal).

Si bien su presencia en nuestras playas no es constante, el Minsal advierte que pueden aparecer repentinamente, por lo que es mejor estar preparados.

¿Y cómo las identificamos? El organismo público indica que las fragatas portuguesas tienen el cuerpo transparente, contando con un ‘flotador’ de unos 20 centímetros en promedio y varios tentáculos que pueden llegar a medir 10 metros de largo.

Si alguien entra en contacto con esta especie, el Minsal recomienda lavar inmediatamente con agua de mar y retirar los restos de tentáculos, evitando tomar contacto directo con ellos, para luego dirigirte de inmediato a un centro asistencial.

Asimismo, aconseja no aplicar vinagre o agua dulce en la zona afectada, como tampoco frotar o rascar la piel con arena o toallas, porque pueden empeorar la condición.

Por otra parte, si ves una fragata portuguesa, puedes avisarle a las autoridades al teléfono de Salud Responde, cuyo número es 600 360 7777, o a Emergencias Marítimas al 137.