Publicado el 16 marzo, 2017

¿Cuánta cafeína es demasiada para el organismo?

Sam Howzit (CC) Flickr

Si eres de los que agradece una taza de café por la mañana para despertarse, mejorar la concentración y tener ánimo para enfrentar el día, es posible que te interese aprender también sobre los límites y los efectos secundarios que podría traer el consumo de cafeína en exceso.

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la cafeína es una sustancia amarga que se encuentra en el café, té, bebidas, chocolate, yerba mate, etc. Uno de sus principales efectos en el organismo es estimular el sistema nervioso central, lo cual puede ayudar a generar un estado de más alerta y elevar los niveles de energía.

El sitio LiveScience explica que se ha demostrado que la cafeína –consumida en cantidades moderadas- tiene efectos positivos tanto en la mente como en el cuerpo. Por ejemplo, existe evidencia de que ayudaría a mejorar la memoria, la concentración y reducir los dolores post ejercicio.

De acuerdo a la Clínica Mayo, de Estados Unidos, lo ideal es no exceder los 400 miligramos de cafeína al día, que correspondería a una cantidad segura para la mayoría de los adultos, equivalente a 4 tazas de café, aproximadamente. No es recomendable que niños menores a 12 años consuman cafeína y se sugiere limitar la ingesta a no más de 100 mg al día a los adolescentes.

Y, según señala el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos de Estados Unidos, se recomienda que las mujeres embarazadas restrinjan su consumo a 200 mg al día. Sin embargo, según reporta Authority Nutrition algunos expertos prefieren que se evite completamente la ingesta de cafeína durante el embarazo, esto porque se le ha vinculado a un aumento del riesgo de sufrir una pérdida, de nacimientos prematuros y de una baja de peso del bebé al nacer.

El abusar de la cafeína –ingerir más de 500 o 600 mg al día- puede traer algunos efectos negativos a la salud. De acuerdo a la Clínica Mayo se podría experimentar insomnio, nerviosismo, inquietud, irritabilidad, molestias estomacales, aceleración de los latidos cardíacos y temblores musculares.